REAL MADRID - VALENCIA

Ricardo Arias, el embajador al que siempre quiso Di Stéfano

Arias, tras toda una vida vinculada al fútbol y dos ofertas del Real Madrid en su etapa de jugador, pisará por primera vez el palco del Santiago Bernabéu.

0
Ricardo Arias, el embajador al que siempre quiso Di Stéfano
Manuel Bruque DIARIO AS

Ricardo Arias jugó 521 partidos en sus 16 temporadas con el Valencia. Solo Fernando Gómez (553) lo ha hecho más veces, aunque sin llegar a estar tantos años en la plantilla blanquinegra. Arias, como jugador, técnico y embajador, ha pasado 32 años vinculado al club, con el que hoy vivirá una experiencia nueva: "Pisaré por primera vez el palco del Bernabéu".

Arias ejerce en la actualidad, junto a Miguel Tendillo y Miguel Ángel Bossio, de embajador del club, al que regresó en 2015 tras una difícil etapa personal y profesional. Se da la circunstancia que las dos últimas visitas del Valencia fueron a Valdebebas y, en las anteriores, en las que acudió ya como empleado del club, Arias lo hizo para presenciar el partido desde la zona de prensa como comentarista de la radio oficial del club.

Arias, echando la vista atrás, tuvo dos ofertas formales del Real Madrid, tantas como goles marcó en Primera División. Uno fue al Sevilla en Mestalla, cuya celebración, por su sangre caliente de juventud, le costó el pago de una multa (dedicó un corte de mangas a un sector de la grada que le había increpado durante toda aquella tarde) y el otro gol se lo marcó al Real Madrid en el Santiago Bernabéu, tras un penalti que paró Miguel Ángel a Bonhoff y cuyo rechace envió al fondo de la red Arias. Corría la primera jornada de la temporada 78/79, la que acabó con el Valencia como campeón de Copa.   

Precisamente fue en 1979, tras aquella final de Copa que ganó el Valencia al Real Madrid en el Vicente Calderón, cuando llegó el primer intento madridista por fichar a Arias. Luis de Carlos y Ramos Costa pactaron el traspaso, pero el presidente che reculó. Los logros de aquella temporada, en la que Mario Alberto Kempes era el referente del equipo y Arias, pese a su juventud, uno de sus pilares, pesó en la decisión del máximo dirigente, consciente de que la grada de Mestalla no se lo perdonaría. Así se lo confesó años después el que entonces era nuevo presidente Vicente Tormo a Arias.

Anil Murthy, Florentino Pérez y Ricardo Arias, en un homenaje a Di Stéfano en Valdebebas.

Así, quedándose en el Valencia, Arias coincidió con Di Stéfano, que tomó las riendas del equipo la temporada siguiente, en la que el Valencia conquistó la Recopa y después la Supercopa de Europa (con Pasieguito en el banquillo che en la campaña 80/81). Desde entonces, cuando Di Stéfano estaba por los despachos de Chamartín, siempre quiso llevárselo al Real Madrid. Pero oferta formal solo hubo otra más. 

La segunda la recibió Arias cuando el Valencia descendió a Segunda División en 1986. El presidente y el entrenador del Real Murcia se personaron en su casa para ficharle. Era un traspaso puente, por un año, con el compromiso de que a la temporada siguiente recalaría en el Real Madrid, como así pasó con Miguel Tendillo. Pero Arias, pese a que tenía 27 años, en una época en la que la mayoría colgaba las botas con 30 y por lo tanto podía estar ante su último gran contrato, les dijo: "Vuelvan si quieren dentro de un año y hablamos, porque ahora tengo que ayudar a ascender al Valencia a Primera".