BARCELONA

Barça y Ajax negocian un trueque Mazraoui-Dest para enero

A falta de conocer los detalles, ya que el lateral marroquí termina contrato en junio de 2022 y el estadounidense en 2025, las conversaciones entre azulgrana y ajacied avanzan.

Barcelona
0

Noussair Mazraoui (14-11-1997) puede ser nuevo jugador del Barça este mes de enero. El lateral derecho marroquí, que termina contrato en 2022, llegaría al club azulgrana y, a cambio, el Barcelona mandaría de vuelta a Sergiño Dest, que termina contrato en 2025 y que ha visto cómo la llegada de Xavi le condenaba, especialmente después del partido en Múnich ante el Bayern, que terminó de sentenciarlo. Dest no juega estos días por unos problemas físicos, pero el jugador no cuenta para el entrenador de Terrassa.

Mazraoui había sonado para el Barça, pero con vistas al mes de junio, especialmente por la relación que le une con Mino Raiola. Muchos querían verlo cómo parte del proceso de seducción para que Haaland acabe en el Barça. Sin embargo, la situación de Sergiño Dest podría anticipar la llegada de Mazraoui, que competiría con Daniel Alves por un puesto en el lateral derecho. Según Transfermarkt, su valor de mercado es de 18 millones de euros. Mazraoui ha jugado 21 partidos, en los que ha marcado cuatro goles y tres asistencias. Como cualquier lateral que juega en el Barça, su vocación es atacante.

El entorno de Sergiño Dest mantiene que el jugador es feliz en Barcelona, pero que si llega una oferta satisfactoria de otro club, podría salir. El Ajax no deja de ser su casa y, a día de hoy, un equipo de Champions League, algo que no puede decir el Barça. De fondo, además, está el Mundial de Qatar, con el que Dest, 21 años, sueña desde hace un par de años, cuando debutó con la selección de Estados Unidos.

Mazraoui termina contrato en junio y la intención del Ajax era que no saliese en este mercado por las esperanzas holandesas en Champions. La aparición de Sergiño Dest en la operación cambia los parámetros. Claro que habrá que ponerse de acuerdo en los detalles para ver de qué manera el Barça puede recuperar parte de la inversión, 20 millones de euros. Ese puede ser el obstáculo de una operación abierta que, según algunas fuentes, saldrá adelante este mismo mes de enero. Las buenas relaciones entre clubes, con Marc Overmars o el mismo Jordi Cruyff (estuvo en su cantera entre 1981 y 1988) como nexo común, podrían ayudar.