NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

BARCELONA

Pep Segura, el 'señalado' por Xavi

Cuando el técnico lamentaba la demolición de los últimos años del estilo Barça, su dedo acusador se dirigía al que fuera director deportivo del club a finales de la última década.

Actualizado a

“Hay que volver al modelo de juego, que lo habíamos perdido. Me sorprende muchísimo que no esté trabajado el juego de posición y más en nuestra casa; es el único camino para el futuro del club”. Así de contundente se mostró Xavi Hernández tras ganar el sábado al Elche en el Camp Nou (3-2), en una nueva exhibición de los jóvenes de casa. No era la primera vez que el técnico blaugrana se hacía cruces por la pérdida del ADN blaugrana en la plantilla: un día antes, lamentaba amargamente que algunos jugadores no entendieran el juego de posición, subrayando su sorpresa, ya que se trataba del estilo que "había hecho grande al Barcelona".

Muchos señalaron a Ronald Koeman, o a otros entrenadores del pasado, como los responsables de esta situación de deterioro deportivo en el que se ha sumido el club, donde cuesta identificar su identidad futbolística. Pero, según ha podido saber AS, en ningún caso, Xavi quería señalar a los entrenadores de los últimos años, sino que su dedo acusador apuntaba mucho más arriba. En concreto, al que fuera manager general deportivo durante el 2017 al 2019, Pep Segura, principal responsable del cambio de rumbo y de la deriva hacia otro estilo de juego, donde se priorizaba el físico por encima del talento.

La llegada de Pep Segura, proveniente del Liverpool, acabó siendo nefasta para la identidad futbolística del club: renegaba absolutamente de los postulados identitarios del Barça, obligando a una reconversión total de metodología en los entrenamientos, aparcando a Paco Seirul.lo y Joan Vilà, entonces únicos guardianes del modelo.

Indirectamente, el gran culpable de este retroceso fue el presidente Josep Maria Bartomeu, que aceptó el fichaje de una persona que renegaba del modelo Barça, con el aval del entonces vicepresidente deportivo, Jordi Mestre.

Ahora, dos años y medio después de la marcha de Pep Segura, el club se está recuperando de sus heridas poco a poco. Se volvió a empoderar a Seirul.lo en el área de metodología y se regresó a una filosofía donde se prioriza el talento al físico.

Aun así, el camino que queda por recorrer es largo porque el daño que ha hecho Pep Segura a todos los niveles es irreparable a medio plazo. La llegada de Xavi ha supuesto la eliminación definitiva de los últimos defensores de la propuesta de Segura, entre ellos el secretario técnico, Ramon Planes.

Con la llegada de Jordi Cruyff en el área deportiva y Xavi al frente del primer equipo, el modelo Barça vuelve a estar sano y salvo. Ahora sólo hay que darle un poco de tiempo para que vuelva a deslumbrar al mundo.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?