MÁLAGA 1 - AMOREBIETA 2

Aprobados y suspensos: el Málaga tiene un enorme agujero en defensa

Al equipo de José Alberto se le pinchó el globo en casa. Firmó un encuentro pésimo y sumó su primera derrota como local lastrado por el horrible partido de sus centrales, Lombán y Peybernes.

0
Aprobados y suspensos: el Málaga tiene un enorme agujero en defensa
MARIANO POZO DIARIO AS

Dani Martín: Ninguna parada. Su trabajo se limitó a defender tres manos a mano. Dos los convirtió en gol Guruzeta y el tercero lo echó fuera Obi.

Víctor Gomez: El mejor del Málaga, con diferencia. Casi todo lo bueno que generó el equipo blanquiazul en ataque tuvo su origen en sus botas, incluido el postrero gol local. Antes le anularon un tanto por fuera de juego de Peybernes.

Lombán: A día de hoy está bastante lejos de ser un central sólido y seguro. Partido para olvidar.

Peybernes: Horrorosa actuación. Y ya van demasiadas. Falló con estrépito en los dos goles. Ahora mismo juega porque no hay otro.

Cufré: Intrascendente. Se le vio poco en ataque y cuando tuvo opción de llegar, falló centrando.

Escassi: Lleva varios partidos irreconocible. Su rendimiento ha bajado y mucho.

Genaro: No se puede poner en duda su voluntad, pero también acumula varias actuaciones muy discretas, especialmente con balón. Vio la roja por una dura entrada sobre Álvaro Peña.

Jairo: Recibió el premio a su buen partido en Copa, pero su aportación esta vez fue más escasa. Lo poco que creó el Málaga en el primer tiempo llegó por su banda, la derecha.

Paulino: Desaparecido. Repitió por dentro como escolta de Sekou y pasó de forma intrascendente por el partido.

Brandon: La lucha y el coraje de siempre, pero sin acierto. Fue sustituido nada más empezar el segundo tiempo.

Sekou: Desasistido, puso en algún que otro aprieto a la zaga visitante en los balones largos, pero aún debe dar mucho más.

Kevin: Entró en el 55’ y se mostró bastante activo en sus primeros minutos sobre el césped. Luego se diluyó.

Dani Lorenzo: El partido no era el ideal para el estreno liguero del canterano. Aun así, se ofreció y no se escondió en ningún momento.

Antoñín: Ocupó la banda derecha, la más productiva del Málaga. Pero no tuvo excesivo protagonismo más allá de algún chispazo aislado.

Chavarría: Sin tiempo para dejarse ver. Su regreso es una buena noticia para un equipo con tremendos problemas para hacer gol.