ELCHE

Pastore: "En la Roma no tuve la oportunidad de entrenarme con Mourinho ni un día"

'El Flaco' Pastore explica en Vamos por qué decidió fichar por el Elche con el mercado ya cerrado: “Busco la felicidad que te da la confianza para hacer lo que mejor sabes”

0
Pastore: "En la Roma no tuve la oportunidad de entrenarme con Mourinho ni un día"

Javier Pastore cumple tres meses como franjiverde. El internacional argentino no lo hace en su mejor momento, tras haberse perdido por lesión los dos últimos partidos oficiales, en Liga y Copa del Rey. Sin embargo, sueña con volver a disfrutar del fútbol después de dos años de lesiones, de falta de continuidad y de confianza. En una entrevista a Vamos, de Movistar+, explica cómo se gestó su fichaje por el Elche, por qué se marchó de la Roma y cómo sufrió el atentado de Bataclan cuando era una estrella en el PSG.

De su lesión, el centrocampista del Elche ha desmenuzado el proceso que le llevó de ser un fichaje ilusionante de la Roma a tener que salir por la puerta de atrás tras la llegada de José Mourinho: “Tuve un problema articular en la cadera. Era difícil porque no podía entrenarme; los ejercicios me generaban mucho dolor. Era un dolor continuo, estando acostado o sentado; en casa no podía hacer nada”.

En noviembre de 2019 tuvo que parar por esas repetidas molestias en la zona del glúteo derecho. Se tiró “ocho meses apretando los dientes”, intentando jugar con ese dolor que le producía “ganas de no entrenar porque después sabía que iba a estar muy mal”. “Llegué a un momento crítico en el que tuve que operarme y estar cinco o seis meses fuera del equipo. Cuando volví en diciembre (más de un año después de sus primeras molestias) no tuve participación en ningún partido. La decisión estaba tomada y no querían contar conmigo”, recuerda con tristeza el astro argentino.

Pasó casi dos años sin competir. Al final del túnel apareció la figura de José Mourinho, con el que al menos esperaba disfrutar de una oportunidad para mostrar su fútbol y su clase. Le quedaban dos años de contrato, pero no tuvo esa confianza para regresar al verde del Olímpico: “Pedí volver con el equipo para entrenarme con ellos, pero el club no me dejó. No tuve la oportunidad de entrenarme con Mourinho, ni una semana ni un día, para que me viese y dijese si estaba apto. Decidí romper el contrato con la Roma, los dos años que me quedaban, para salir libre. Si me quedaba, no me iban a dejar entrenarme con el equipo y tendría que estar toda la temporada solo. La confianza se pierde cuando uno no juega durante dos años”.

Entonces apareció el Elche de Bragarnik, con un proyecto cosido bajo el acento argentino de sus compatriotas Benedetto, Lucas Boyé, Marcone, Piatti, Carrillo y Werner, además de toda la propiedad. “Me interesó el Elche porque buscaba un club donde competir y poder estar dentro del campo. Esa es la felicidad que te da la confianza para hacer lo que uno sabe. En pocas horas tomé la decisión de decir que sí al Elche para hacer un gran año y seguir en Primera con la intención de pensar, la campaña que viene, en llegar un poquito más allá”, explica.

Bataclan, en primera persona

Pastore fue uno de los primeros fichajes galácticos del nuevo PSG. En París fue un ídolo y eso le valió para ser traspasado a la Roma. El 13 de noviembre de 2015 vivió, a cinco minutos de su casa, la tragedia del atentado de Bataclan, como relata emocionado: “Tuve personas que conocía que murieron en Bataclan. Fue muy triste. Ese restaurante estaba a cinco minutos de casa. Casi todos los días almorzábamos allí. Un amigo murió esa noche en la fiesta. Mi mujer y yo vivimos con terror en esos días de los atentados, fue muy chocante. Pasamos muchas jornadas encerrados en nuestra casa de París”.

Ahora en Elche quiere volver a sonreír y espera poder regresar pronto a los terrenos de juego. Francisco le espera con los brazos abiertos, como lo hizo Fran Escribá, y el tiempo, la confianza y los minutos son el mejor aliado que tiene ‘El Flaco’ para engordar su historia a base de buenas actuaciones.