NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL MADRID

Reinier no levanta cabeza

Tuvo su gran oportunidad en Champions ante el Sporting, pero pasó de puntillas y salió en la foto de la eliminación del Borussia. Quiere salir en enero.

MadridActualizado a

Lo de Reinier en el Borussia Dortmund es mala noticia sobre mala noticia. Hasta hace poco, la actualidad del brasileño, cedido por el Real Madrid en el Borussia Dortmund durante dos temporadas (está en su segundo curso), pasaba por sus escasas oportunidades en el once titular; ahora se añade que, el día en que pudo brillar y convencer a Marco Rose de que merece más, pasó de puntillas y salió en la foto de la decepción europea de su equipo. No le sale nada a Reinier.

El brasileño sólo había sido titular en una ocasión esta temporada hasta el pasado miércoles; en Copa ante el modesto Ingolstadt. En la Bundesliga apenas lleva acumulados 53 minutos, sin haber dejado su sello, ni en goles ni en asistencias. Pero Rose le eligió para la visita del Dortmund a Lisboa para jugar contra el Sporting de Portugal, un encuentro vital para las opciones del Borussia de seguir en Champions. Y la cosa no pudo salir peor, tanto para el equipo como para Reinier.

Ampliar

Normalmente, son Brandt y Reus los que cierran el espacio a Reinier en el once, dependiendo del dibujo que elija Rose; en este caso, optó por un esquema de tres mediapuntas, con el brasileño por el medio, secundado en los costados por sus dos compañeros. Sin Haaland, Rose llenó el campo de trescuartistas para aportar llegada, pero le salió regular. Apenas remató cinco veces a puerta en todo el partido y en el minuto 67' se desdijo de su plan retirando a Reinier del campo.

La Europa League, una oportunidad para Reinier

Durante la hora larga que jugó el cedido por el Madrid, dio 32 pases buenos de 36, hizo un remate fuera de palos, perdió seis balones y recuperó siete. Trabajó sin balón (cuatro duelos ganados de nueve), pero no aportó la claridad que Rose esperaba de él arriba, ni la velocidad para romper líneas. Y su mayor problema está en que fue protagonista en el día en que quedó certificado que el Dortmund no jugará los octavos de la Champions. Difícil revindicar que merece más en circunstancias así.

Aunque el futuro cercano podría encerrar algo decente para Reinier tras año y medio sin casi rascar bola en Dortmund. El Borussia tiene garantizada la Europa League, una competición de menor talla que la Champions y en la que Rose estará más mentalizado para hacer rotaciones de forma habitual. Con todo, el brasileño quiere un cambio de aires para relanzar su carrera, pero está en manos del club alemán, que es poco proclive a permitir que se rompa la cesión, ante el miedo a quedarse sin efectivos en la medular. 

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?