ADIVINA QUIÉN ES

Con 10 años ya apuntaba a ídolo en su país y ahora deslumbra al mundo: ¿quién es?

Nuestro jugador misterioso empezó en los campos de tierra de Uruguay, pronto dio el salto al Peñarol y acabó en el club blanco donde destaca por su polivalencia, recorrido y disparo.

0
Con 10 años ya apuntaba a ídolo en su país y ahora deslumbra al mundo: ¿quién es?

Nuestro jugador misterioso de hoy es un ejemplo de precocidad. Con 14 años abandonó los campos de tierra de su barrio para pasar a jugar en un gran club de su país, Uruguay. En 2012 comenzó en los equipos de la base del Peñarol. En aquel año marcó 8 goles y destacó en su gran rendimiento. Esto le sirvió para que el encargado de la captación de talentos del Peñarol, Néstor Gonçalves, lo recomendara para la Sub-15 de Uruguay. Tuvo que ganarse la confianza de su seleccionador, Alejandro Garay. Lo convocó y desde ese entonces no dejó de ser citado. Ahí empezó su fulgurante carrera y se empezó a fraguar su gran salto a Europa.

En 2013 conquistó su primer título, con 15 años, tras ganar el campeonato uruguayo Sub-15 con el Peñarol. Luego con el equipo Sub-16 ganó el Torneo Clausura de 2014. En las finales contra River, ganador del Torneo Apertura nuestro futbolista misterioso contribuyó a que el equipo ganara los dos partidos. Así se coronó campeón del torneo uruguayo.

Su fama rápidamente empezó a extenderse más allá del continente americano y llegó al Europeo. En 2015 se empezaron a interesar por él algunos de los principales clubes de Europa. Así, en enero de 2015 viajó a Londres, invitado para conocer las instalaciones del Arsenal y allí se quedó para realizar prácticas en el primer equipo londinense.

En el Sudamericano Sub-17 de Paraguay de ese año, 2015, el Arsenal ofreció 3,4 millones de euros por su ficha. Ante la oferta del Arsenal, su club trató de retenerlo mostrando interés en que entrenase con su primer equipo. La maquinaria de los grandes clubes por hacerse con nuestro jugador ya estaba en marcha. Otros clubes como el Chelsea y el Barcelona habían recibido los buenos informes que sobre el jugador les habían transmitido los ojeadores de sus clubes presentes en aquel torneo y pusieron encima de la mesa ofertas mareantes.

En un intento desesperado por retenerle, en abril fue finalmente invitado a entrenar con la plantilla del primer equipo de Peñarol por primera vez. Pese a los intentos del club uruguayo, hubo un club que llevaba ya intenciones más serias y avanzadas que el resto. El día 4 de abril se supo que el Real Madrid Club había ofrecido cinco millones de euros por el jugador.

El Real Madrid, en una jugada maestra, se adelantó al resto de los clubes interesados. Conocido en sus inicios con el apodo 'Litlle Bird' (pequeño pájaro), nuestro jugador misterioso aterrizó el 12 de mayo de 2015 en Madrid, para realizarse un reconocimiento médico con el club blanco. El siguiente paso fue firmar un nuevo contrato profesional con Peñarol que permitiera a Peñarol obtener ingresos y regularizar su traspaso a Madrid. El 23 de mayo 2015 se confirmó el preacuerdo con Real Madrid por la ficha del jugador, que permaneció en Peñarol hasta que cumplió los 18 años según normativa FIFA en cuanto a traspasos interconfederativos.

Algunos de sus primeros entrenadores dejaron sobre él los siguientes elogios: "Es un jugador técnico, de gran pegada, visión de juego única. Con la pelota en los pies a veces exagera porque le gusta y eso le lleva a cometer errores porque se presiona. Conmigo jugó en varias posiciones porque lo rotaba durante el partido. ¿Si es volante o enganche? Empezaba de contención y luego avanzaba, donde se sentía más cómodo. Te puede salvar un partido. Es de los típicos que quieren en Europa: alto, pegada, mixto, ayuda en la marca. Jugó hasta de mediapunta. Físicamente es exuberante. En las evaluaciones marcaba la diferencia".

Sí, lo han acertado. Se trata de Fede Valverde (Montevideo, Uruguay, 1998), un jugador clave en el esquema de Ancelotti y que destaca por su polivalencia, su recorrido, su capacidad para abarcar espacio en el campo y con un gran disparo.