LAS PALMAS

Un Golden Boy amarillo

Pedri, canterano de Las Palmas, Pedri, se lleva el premio a mejor jugador sub 21 del mundo. Es el tercer español que lo consigue.

0
Un Golden Boy amarillo
CHEMA DIAZ DIARIO AS

La cantera de la Unión Deportiva Las Palmas entra en la historia. Siempre se ha elogiado el buen hacer de los canarios a la hora de sacar jugadores de calidad pero de un tiempo a esta parte esos parabienes vienen con la tangibilidad de los títulos y menciones personales de la mano.

Y es que además de las loas recibidas desde muchas décadas atrás hasta nuestros días a los míticos nombres de la memoria balompédica canaria se ha pasado a ver como dos futbolistas Pedro Rodríguez Pedrito o David Silva, levantaron un Mundial y Eurocopas, dos en el caso del segundo quien incluso ha visto erigida una estatua en su honor a las puertas del Etihad Stadium del Manchester City.

Pues bien a todos esos nombres históricos se les unió hace no mucho tiempo el de Pedri, un teguestero que vio cómo su carrera pegó una meteórica proyección tras pasar por los filiales de la U.D. Un jugador que fue traspasado al F.C. Barcelona sin haber disputado un solo minuto en el primer equipo Las Palmas.

Pedri, quien se había enrolado en las filas amarillas tras su paso por el Juventud Laguna donde jugaban sus amigos, llamó la atención de Pepe Mel según lo pudo observar por primera vez, "cuando lo vimos en el juvenil todo el mundo pensamos lo mismo: 'Si puede hacer eso con los profesionales, es un crack". Diría el técnico amarillo que sigue dirigiendo al equipo

Pero aquel despegue pudo no haberse dado de amrillo y es que, como reconoció el presidente de la U.D. Las Palmas, el jugador quedaba libre y cuando eso pasó su representante tenía "ofertas inalcanzables para la UD Las Palmas". Por lo que la entidad dirigida por Miguel Ángel Ramírez le pidió tanto a Pedri como a su familia un voto de confianza "dejando a criterio del club las negociaciones".

Y confiaron. Y de esas negociaciones con otros equipos saldría un acuerdo del traspaso de la joven perla al Fútbol Club Barcelona. Una firma que le permitió a la U.D. disfrutar de una temporada completa de Pedri en el equipo amarillo. Además de alcanzar cifras récord para un equipo de la categoría que gracias al traspaso y a los bonus —que van camino de cumplirse— "podríamos cobrar 25 millones" como informó el propio Miguel Ángel Ramírez.

Viendo su trayectoria podemos darnos cuenta que todo —o casi todo— en Pedri es fuera de lo común. Realizó su primera pretemporada con un equipo profesional 16 años y no solo convenció para quedarse en la plantilla de un equipo de la Liga Smartbank, sino que debutó con 16 años, 8 meses, y 22 días, siendo el tercer jugador más joven en debutar en Segunda de los nacidos en el siglo XXI y el noveno de la historia en marcar.

A sus 18 años Pedri ya ha sido finalista de unos Juegos Olímpicos y semifinalista de una Eurocopa y en sus primeros pasos profesionales demostró que lo suyo no sería flor de un día o una mera anécdota estadística. En su primera temporada con el primer equipo de Las Palmas, jugó 36 partidos de Segunda División. Cifras que pudieron ser más altas ya que tuvo que ausentarse del equipo amarillo para disputar el Mundial sub 17.

Así pues, la U.D. puede sentirse partícipe de este Golden Boy, gracias al tino de su equipo de captación, al trabajo de los entrenadores de la cadena de filiales, a su capacidad de convencimiento para que siguiera en la entidad y a la confianza depositada por Pepe Mel unido a lo más importante: su talento y su habilidad para no desperdiciarlo.

Se congratula Las Palmas, por tanto, de que un talento salido de su factoría haya sido nombrado mejor jugador sub 21 del Mundo. Siendo además, la primera vez que un Golden Boy ha participado en la Segunda División española. Algo que premia el trabajo de los que se dedican a la siembra del fútbol.