MÁLAGA 2 - LAS PALMAS 1

Aprobados y suspensos del Málaga: la pantera Sekou ya ruge en La Rosaleda

El delantero fue el héroe de la noche con un cabezazo en el 86’ que dio una victoria importantísima a los blanquiazules. Antoñín también se estrenó como goleador esta temporada.

0
Aprobados y suspensos del Málaga: la pantera Sekou ya ruge en La Rosaleda
PACO RODRÍGUEZ DIARIO AS

Dani Martín: Buen partido del meta blanquiazul, que no pudo hacer nada en el gol canario y firmó varias paradas de mérito.

Víctor Gómez: Otra vez clave. Futbolista diferencial. El primer gol del Málaga nació en sus botas. Indispensable.

Juande: Tuvo una enorme exigencia ya que se vio obligado a lidiar con Jesé, que está en un momento dulcísimo. Aun así, salió victorioso del envite.

Peybernes: Empañó su partido regalando de forma absurda e infantil el gol del empate.

Javi Jiménez: Se sumó al ataque siempre que pudo, pero sufrió a nivel defensivo.

Paulino: No tuvo su mejor día. Aportó como siempre un gran trabajo defensivo, pero le faltó inspiración y presencia en ataque.

Ramón: Tuvo buenos minutos hasta que se marchó lesionado con una luxación en el codo derecho. Mala suerte para el canterano.

Escassi: Omnipresente en la medular. Otro gran partido del capitán en La Rosaleda.

Antoñín: Gol liberador para el malagueño, que estuvo muy listo y le robó la cartera a los centrales de Las Palmas.

Brandon: Asistió de forma brillante a Antoñín en el 1-0 y dejó en su haber otro puñado de kilómetros. Infatigable.

Roberto: Esta vez estuvo más desasistido y ofreció menos soluciones ofensivas. Aun así, dejó su ración habitual de presión y trabajo oscuro.

Jozabed: Puso desde el córner un caramelo en la cabeza de Sekou para liquidar el partido.

Kevin: Entró con Las Palmas lanzada en busca del empate y apenas tuvo opción de hacer daño a la contra.

Isma Gutiérrez: Entró por el lesionado Ramón y se le vio nervioso e impreciso.

Sekou Gassama: Un cabezazo que supone su estreno como goleador y que vale tres puntos de oro. El héroe de la noche. La pantera ya ruge en La Rosaleda.