REAL MADRID

El Madrid encuentra solución al sudoku de los extracomunitarios

Vinicius está cerca de conseguir la nacionalidad, y Rodrygo y Militao, que ya llevan dos años en España, han comenzado el proceso. Kubo y Reinier, a la espera.

0

La política de fichajes que ha seguido el Madrid en el último lustro le ha generado un problema con las plazas de extracomunitarios. La llegada de Vinicius, Rodrygo, Militao, Kubo y Reinier en un tramo de apenas tres años ha provocado que algunos de ellos se hayan visto obligados a salir y, además, ha obligado a la dirección deportiva a descartar la llegada de otros ‘extranjeros’. Sin embargo, ese contratiempo tendrá pronta solución, o eso esperan en las oficinas del Bernabéu.

Cabe recordar que, según la ley, para optar a conseguir el pasaporte español un extranjero debe residir legalmente durante 10 años en España de forma ininterrumpida. Los nacidos en cualquier país latinoamericano, en Andorra, Guinea Ecuatorial, Filipinas y Portugal tienen la ventaja de tener que hacerlo solo por dos años para poder solicitarla. Son tres los futbolistas del Madrid que ya lo tienen: Casemiro, Marcelo y Valverde (este último lo recibió en 2019).

De los que quedan pendientes, Vinicius será el primero en conseguir la nacionalidad. El caso del extremo se está alargando más de lo habitual debido a la pandemia. Se empezó a tramitar en julio de 2020, y se esperaba que tardase alrededor de un año. Sin embargo, la burocracia está yendo muy despacio. Tanto el club como el entorno del jugador mantienen la calma y esperan que se solucione lo antes posible, pero no son conscientes de por qué la parte administrativa se está demorando tanto ya que se han cumplido todos los requisitos para conseguirla. Lo que se da por hecho es que la tendrá antes de que finalice esta temporada.

Los casos de Rodrygo y Militao van de la mano. Ambos futbolistas aterrizaron en España en julio de 2019, por lo que este verano ya podían comenzar el proceso para ser nacionalizados. En los dos casos, se han entregado los primeros documentos necesarios para iniciar el trámite y están a la espera de nuevas directrices por parte de los organismos del estado encargados de gestionarlo. Según ha podido saber AS se espera que ambos jugadores tengan pasaporte español para el principio de la próxima temporada en el mejor de los casos. Si no puede ser, la idea es que el trámite esté completado a finales de 2022.

Hay dos jugadores que esperan con ganas que queden plazas de extracomunitarios disponibles: Kubo y Reinier. Cedidos en Mallorca y Dortmund respectivamente, esperan gozar de su primera oportunidad en el primer equipo a partir de julio. Con el japonés, el plan era que formase parte de la misma este curso, pero los problemas con el pasaporte de Vinicius lo sabotearon y de ahí que se buscasen opciones para una nueva salida. Más complicado lo tiene Reinier ya que, además que es posible de que no haya hueco para él si los casos de Rodrygo y Militao se dilatan demasiado, su poco protagonismo en el Borussia le resta opciones de vestir de blanco el curso que viene.

Esta gestión también reabre la puerta del Madrid al mercado sudamericano, donde ha encontrado grandes oportunidades a lo largo del siglo XXI, especialmente en Brasil. Con el jefe de fútbol internacional, Juni Calafat, a la cabeza, se podrá intentar encontrar a un nuevo Vinicius.