BARCELONA

Cuáles fueron los último Clásicos sin Messi y quién los ganó

El argentino sólo se quedó sin jugar cinco Clásicos de los 50 que pudo disputar. Llegó a jugar 35 seguidos. Se fue de los Clásicos como máximo goleador pero sin marcar en los siete últimos.

0
El Barcelona ganó 5-1 en 2018 sin Messi.
ENRIC FONTCUBERTA EFE

Es difícil bucear en la estadística del Barça sin Messi en los Clásicos. Desde que fue un jugador con gran relevancia en la plantilla (se convirtió en el jugador franquicia en la temporada 2008-09 después de la marca de Ronaldinho), sólo se perdió uno. Y al Barça no le fue nada mal. Le hizo su última manita al Madrid: 5-1, con tres goles de Suárez, uno de Coutinho y el quinto de Arturo Vidal después de un centro de Dembélé. Un día feliz para el barcelonismo en la temporada 2018-19.

Los otro cuatro Clásicos que no jugó Messi fueron muy pronto. Rijkaard no le dio minutos en los dos de la temporada 2004-05 (3-0 para el Barça en el Camp Nou y 4-2 para el Madrid en el Bernabéu). Estaba lesionado en el 1-1 de la temporada 2005-06 en el Camp Nou y, finalmente, no había podido jugar tampoco por lesión en el 0-1 víspera de Navidad en diciembre de 2017).

Messi llegó a jugar 35 Clásicos seguidos y se marchó de los Barça-Madrid como máximo goleador de la historia de estos duelos, con 26 goles y fotos para el recuerdo: su primer hat-trick, el 2-6 del Bernabéu, el gol del 0-2 en la semifinal de Champions o el 2-3 el día de Sant Jordi de 2017 enseñándole la camiseta al Bernabéu. Sin embargo, su rendimiento había caído en picado. En los últimos siete Clásicos no había marcado y el Barça ya no tenía la hegemonía de los mismos. Al final, Messi se fue de los Clásicos con 19 victorias, 11 empates y 15 derrotas, lo que indica cómo se equilibró el balance en los últimos tiempos, en los que también se había puesto algo nervioso y veía más amarillas de la cuenta. Hasta 12 recibió en este tipo de partidos. Será el segundo Clásico sin Messi en más de una década. El Barça se agarra al recuerdo del último Clásico sin Messi para soñar.