El Clásico

Los 15 clásicos más importantes del fútbol mundial

Con motivo del Barça-Madrid, en AS hacemos un repaso a las mayores rivalidades del planeta. Partidos de alta tensión, cargados de historia que aquí descubrimos.

0
Cristiano Ronaldo y Messi, en un Clásico.
STRINGER/SPAIN REUTERS

"El fútbol no es cuestión de vida o muerte, es mucho más que eso", decía Bill Shankly. Y nada como un Clásico para buscar el máximo exponente de la sentencia. Algunos son derbis, otros simplemente batallas por el trono nacional. No son partidos normales. En cuanto suena el silbato, se olvidan clasificaciones. A partir de ahí, solo importan los sentimientos. Amigos convertidos en enemigos y familias que desatan lazos durante 90 minutos.

Sigue en vivo y en directo el Barcelona - Real Madrid a través de AS.com.

Este domingo (16:15 horas) tiene lugar el, quizá, enfrentamiento con mayúsculas del planeta fútbol, un Barcelona-Real Madrid , y pocas excusas mejores para hacer un repaso por los clásicos más importantes del mundo. En AS elegimos 15 y, tratando de que no aparezcan más de dos por país y sin orden especial, recuerden, son todos los que están, pero no están todos los que son.

Barcelona - Real Madrid (España)

El Clásico. Ni fuera de nuestras fronteras se le cambia el nombre, solamente el acento y la pronunciación. Es uno de los acontecimientos deportivos del año y las imágenes que ha regalado son incontables. Se han enfrentado en 245 ocasiones, con 98 victorias para el Madrid, 95 para el Barça y 52 empates. Una igualdad por encima de estados de forma.

Boca Juniors - River Plate (Argentina)

Primero fue el Clásico de la Dársena, luego el Clásico de los Clásicos y el periodista Juan José Lujambio le dio el bautismo definitivo: el Superclásico. El apodo habla por sí solo. Una rivalidad que germinó por nacer en el mismo barrio de Buenos Aires: La Boca. River se marchó, pero la enemistad aún perdura. 256 enfrentamientos: 89 triunfos para Boca, 84 para River y 83 empates. ¿La rivalidad más feroz?

Celtic – Rangers (Escocia)

Aquí sí que hay mucho más que fútbol. The Old Firm Derby es un choque entre protestantes, Rangers, y católicos, Celtic. Como buen derbi, dividen Glasgow e incluso Escocia. Pero su rivalidad es una de las más hostiles, con la religión y la política como telón de fondo. 426 partidos, con 167 victorias del Rangers, 159 del Celtic y 100 empates.

Juventus – Inter (Italia)

El Derby d’Italia que no es derbi, puesto que les separan 142.5 kilómetros, la distancia que va de Turín a Milan. Sin embargo, la profunda rivalidad entre ambos hizo que el periodista Gianni Brera acuñara el término en 1967. Más laureada la Vecchia Signora, también gobierna claramente el duelo personal: 110 victorias, por 72 de los neroazurri y 59 empates que completan los 241 enfrentamientos totales.

Bayern Munich - Borussia Dortmund (Alemania)

Con Der Klassiker tenemos algo especial, pues no fue hasta los 90, cuando el Dortmund comenzó a asomar la cabeza en la élite, cuando alcanzó la categoría de partido grande (antes era el Werder Bremen el mayor rival del Bayern). Desde entonces, año a año crece la rivalidad, aunque la desigualdad en enfrentamientos directos es aún manifiesta: 62 victorias para el conjunto muniqués, 33 para los borussen y 33 empates (128 partidos).

Chivas - América (México)

En México se le conoce como El Clásico de Clásicos y es que hablamos de los dos equipos más laureados del país. A finales de los 50 y la década de los 60 nació la rivalidad, que crece alrededor del eterno duelo entre el equipo de provincia, el Chivas de Guadalajara, contra el de la capital, el América de Ciudad de México. La lucha por la preponderancia nacional ha desembocado en igualado duelo que dominan los capitalinos por 88 a 77, con 78 empates (243 choques).

Liverpool - Manchester United (Inglaterra)

Apenas 56 kilómetros separan Mánchester de Liverpool y convierten a este duelo en el Derbi del Noroeste de Inglaterra. Mucho más arraigada la rivalidad que los derbis verdaderos contra Everton y City por una simple cuestión de historia. Son los equipos más exitosos del Reino Unido, aunque el dominio de unos y otros ha ido por épocas. Los Diablos Rojos dominan los 207 enfrentamientos totales con 81 victorias, pro las 68 de los reds y 58 empates.

Olympique Marsella – PSG (Francia)

El tardío nacimiento del PSG (1970) hace que sea un clásico del fútbol francés más moderno. Si bien empezó a asomar en los 90, en los últimos años, con los parisinos convertidos en potencia mundial, petrodólares mediante, la antipatía y las tensiones en Le Classique se han potenciado. Únicos equipos franceses con título europeo: Liga de Campeones para el Olympique (1993) y Recopa para el PSG (1996). 100 partidos con 45 victorias para parisinos, 33 para marselleses y 22 empates.

Ajax - Feyenoord (Países Bajos)

Aunque a los más jóvenes del lugar les llame más el Ajax-PSV, es el Feyenood el rival histórico de los ajacied. Los únicos conjuntos neerlandeses que han sido campeones del mundo clubes. Otro caso más de clase trabajadora (Feyenoord) contra clase alta (Ajax). En este caso, en Ámsterdam gobiernan la rivalidad con puño de hierro: 90 victorias por 59 para los rotterdamer y 48 empates.

Corinthians – Flamengo (Brasil)

El Encuentro de las Naciones o El Clásico del Pueblo, como se le conoce comúnmente. Corinthians contra Flamengo, o lo que es lo mismo, São Paulo contra Río de Janeiro. Los dos equipos con más aficionados de Brasil mantienen una lucha terriblemente igualada desde que se enfrentasen por primera vez en 1918: 56 victorias para el Fla, 53 para el Timão y 30 empates.

Nacional – Peñarol (Uruguay)

Otro Superclásico, en este caso del fútbol uruguayo y de Montevideo. El más antiguo de todos si tomamos al CURCC como el precursor del Peñarol: el primer choque se disputó en 1900 y ambos conjuntos se reparten la mayoría de ligas del país. El Nacional se originó como equipo criollo, a diferencia del citado CURCC de inmigrantes ingleses. 548 choques, con 190 triunfos para el Peñarol/CURCC, 180 para Nacional y 178 empates.

Benfica – Oporto (Portugal)

Lisboa contra Oporto, otra lucha entre las dos ciudades más importantes de un país. O Clássico no fue tal hasta la década de los 80, cuando los dragones comenzaron a crecer sin parar. Antes, Benfica y Sporting eran los más laureados. Ahora, las águilas lo son a nivel nacional, mientras que el Oporto lo es internacionalmente. 97 triunfos para los de Porto, 88 para los lisboetas y 62 empates (247 partidos).

Real Madrid - Atlético de Madrid (España)

Si El Clásico se vive más fuera de nuestras fronteras, el Derbi madrileño mueve más sentimentalismos entre los aficionados merengues y colchoneros. Este partido no necesita presentación y, aunque el dominio es claramente madridista (149 victorias por 71 rojiblancas, con 69 empates, en 289 partidos), en los últimos años con el Cholo la dinámica se ha igualado.

Milan - Inter (Italia)

Milán es la única ciudad con dos campeones de la máxima competición continental en Europa. Razón suficiente para que el Derby della Madonnina sea uno de los clásicos con más rivalidad. En sus orígenes, los aficionados del Milan eran considerados del proletariado y los del Inter burgueses, una distinción que ha quedado en desuso con el tiempo. Como en el caso de Portugal, el Milan domina a nivel internacional, mientras que el Inter lo hace en la Serie A. 228 partidos: 84 triunfos neroazurri, 77 rossoneri y 67 empates.

Manchester United-Manchester City (Inglaterra)

Ya decíamos que el partido histórico de Inglaterra no era este, pero en los últimos años, con la llegada de Sheik Mansour al City, ha crecido en interés. Originalmente, la relación entre aficiones era buena, pero el choque entre citizens y Diablos Rojos se ha convertido en un acontecimiento a nivel mundial. El United tiene la historia, el City los títulos recientes. 77 victorias para los del barrio Trafford, 55 para los de Etihad y 53 empates.