MERCADO DE FICHAJES

El sueño prohibido del megaproyecto del Newcastle

Los nuevos dueños saudíes han preguntado por la situación de Roberto Martínez, aunque sacarle de Bélgica es muy difícil.

0

La búsqueda de un nuevo técnico para el Newcastle tras el despido de Steve Bruce continúa. La lista de candidatos es amplia y en algunos casos ya ha habido avances para sondear las posibilidades de contratación. Es el caso de Roberto Martínez. El seleccionador belga es uno de los que más gusta a los nuevos dueños saudíes del club. Desde hace unos días su nombre está en cartera y se ha preguntado por su situación con el fin de poder sacarlo de Bélgica y llevarlo a St.James Park. A diferencia de lo publicado por algunos medios ingleses, ha sido el conjunto inglés el que ha dado un paso al frente con Roberto Martínez y no al revés.

Los propietarios del Newcastle saben que es un técnico que domina la Premier y que podría hacer crecer el club a la altura de lo que esperan. Por eso le han planteado un proyecto a largo plazo, un reto que supondría coger un club en zona media-baja de la Premier y llevarlo a la Champions y a pelear con los mejores en los próximos años. Aunque la idea es atractiva, la situación actual de Roberto Martínez complica mucho que se pueda dar: es el técnico (y director deportivo) de una selección, la belga, que en poco más de un año disputa el Mundial de Qatar.

Su contrato con la federación belga expira después de la cita mundialista, precisamente, aunque existe una cláusula liberatoria por la que cualquier club podría pagar por llevárselo. Eso no sería problema para el Newcastle, pero hay matices más importantes que el económico para conseguir la liberación de Roberto Martínez. Uno de ellos es el emocional. Dejar en la cuneta a Bélgica en esto momento delicado y después del gran trabajo realizado no va con el estilo del entrenador español.

A cualquiera le agrada un proyecto a largo plazo y con tantas posibilidades como el de las urracas, pero la situación complica que el interés del Newcastle por Bob pueda fructificar. Lo que es indudable es que su calidad como técnico no pasa desapercibida por los clubes más importantes. Tanto el Barça como el nuevo rico del fútbol inglés lo tienen marcado en rojo como opción de futuro para sus banquillos.