BARCELONA

Luis Enrique marca el camino a Koeman en el Barcelona

La forma de jugar de España, donde Busquets brilla, abre un camino para el equipo blaugrana, donde Koeman sigue sin encontrar su dibujo.

0

La estupenda actuación de España en la Nations League supone un espejo para el Barcelona. El equipo de Luis Enrique, liderado por un Busquets estelar que ha sido elegido como el MVP del torneo, ofrece las pistas de hacia donde debería ir el juego del conjunto blaugrana, donde Koeman sigue metido en su laberinto de sistemas sin consolidar ninguno.

España ha demostrado ser un equipo coral sin grandes estrellas, pero con un sentido táctico que favorece el despliegue de jugadores como el propio Busquets, que en su equipo parece otro jugador. Además, junto al futbolista de Badia, Luis Enrique utiliza a Gavi y a Eric Garcia, a los que se sumarán cuando estén recuperados de sus lesiones Pedri y Ansu. Es decir, media Selección puede estar formada por jugadores del Barcelona. Un hecho que contrasta claramente con el "esto es lo que hay" que elevó el técnico holandés con el acuerdo de algunos pesos pesados del vestuario como Gerard Piqué.

De cara a los decisivos tres partidos que debe de afrontar ahora el Barça cuando se retome la competición ante Valencia, Dinamo de Kiev y el Real Madrid, el técnico tiene un importante desafío. Está por ver si tomará nota del rendimiento que ofrecen con España sus jugadores, especialmente Busquets, o se mantendrá con la idea de seguir jugando con tres centrales como pasó en los el último partido de Champions (3-0 ante el Benfica) que corrigió casi en contra de su voluntad en la derrota 2-0 en el Wanda contra el Atlético de Madrid.

"Puede ser que ahora entendáis por qué jugamos a veces con tres centrales". La frase de Ronald Koeman en la sala de prensa del Wanda, amenazando con recuperar el que muchos consideran un dibujo diabólico en la cultura del Barça, no es sino el reflejo de la frustración del entrenador de Zaandam, que no termina de encontrar el dibujo ideal para el Barça.

Desde que empezó la temporada, Koeman ya ha utilizado tres sistemas diferentes de salida en los partidos. Su esquema de salida es el 4-3-3. Lo ha utilizado en cinco partidos de Liga. Empezó con éxito ante la Real (4-2), frenó ante el Athletic (1-1), terminó de desgastarse contra el Getafe (2-1) y ya se caló contra Granada (1-1 y Cádiz (1-1). Contra el Levante (3-0) y ante el Atlético, utilizó el 4-2-3-1, el sistema que tenía en la cabeza cuando llegó al club azulgrana y que fue desechando poco a poco. Y, finalmente, ha utilizado a los tres centrales en los dos partidos de Champions, ante Bayern y Benifca, para protegerse. Sin ningún éxito, porque el Barça fue un muñeco a manos del Bayern y también fue tiroteado en Lisboa. El parcial con el sistema de 3-5-2 es de 0-6.

Este dibujo perjudica claramente a Busquets, quien con el Barça da la sensación de ser un jugador superado, pero que con España se ha reivindicado como un jugador que sigue siendo la clave del juego.