BARCELONA

"Tuve la esperanza de que Messi dijera que jugaría gratis"

El presidente del Barcelona afirma en RAC1 que el club no descarta aceptar la oferta de CVC si hay cambios y que el equipo jugaría un año en el Johan Cruyff.

0

La salida de Messi del Barcelona va esclareciéndose a medida que pasa el tiempo. Joan Laporta reconoció que sospechaba durante las negociaciones con el argentino, éste ya tenía la oferta del PSG y que la presión de los franceses frustró la ilusión del presidente que esperaba que Leo “nos dijera que iba a jugar un año gratis en el Barça”.

El máximo mandatario del club blaugrana realizó estas declaraciones en una entrevista en el programa ‘El Món’ de RAC1 con Jordi Basté.

“Aprecio demasiado a Messi para enfadarme con él, pero llega un momento en el que hay cierta decepción por ambas partes. Ellos querían quedarse pero también tenían mucha presión por la oferta del PSG. Imagino que sabían que si no firmaban con el Barça tenían una oferta del PSG. No lo sé con seguridad, pero todo indica que ya tenían una oferta muy potente. Puedo ser un iluso, pero por un momento tuve la ilusión de que Messi dijera que jugara gratis, aunque sé que no se le puede pedir a nadie. me conocía, me llevaba bien con él, lo hice todo por su familia pero comparado con lo que le ofrecían en París…lo que espero ahora es hacerle un homenaje como es debido si es que está dispuesto”, afirmó.

Lo que descartó Laporta es que Florentino Pérez influyera en la decisión: “Todos queríamos preservar la memoria de Leo Messi en el Barça, pero era inviable. Florentino no tuvo ningún peso en esta decisión, a nosotros no nos condiciona nadie y menos el Real Madrid. El presidente de LaLiga nos fue ofreciendo un caramelito en forma de CVC, pero no tenemos aún el documento. Y si no sabemos la letra pequeña no nos podemos comprometer. La operación es buena para LaLiga, pero nosotros no necesitamos más deuda. No nos hemos cerrado a esta operación, que podría ser posible y creo que están trabajando en reformas para redefinirla”.

Preguntado por el legado de Bartomeu, Laporta reiteró que “hablamos de una gestión improvisada y que fue nefasta. Hemos impulsado una auditoría forense y cuando tengamos los resultados decidiremos si hay que pedir responsabilidades, si es que hay indicios. A finales de año deberíamos tener toda la información. Cualquier opción está abierta, incluso la acción de responsabilidad, pero es prematuro pronunciarse. Lo que está claro es que la gestión es escalofriante y para ponerse las manos en la cabeza”.

Entre los aspectos que más le han llamado la atención, el presidente reconocio que “nos preocupa el Espai Barça, lo referente a proveedores y las comisiones a representantes, hay cantidades muy elevadas y que se han dirigido a intermediarios muy concretos”. Confesó Laporta que “hace mucho que no hablo con Bartomeu, tampoco con miembros de la junta anterior, ni con Víctor Font y con Sandro Rosell no tengo contacto desde las elecciones, no tendría ningún problema en hablar con él”.

Sobre las obras del Espai Barça, que incluye el nuevo estadio, Laporta desveló que “el nuevo estadio es fundamental para el presente del club y su viabilidad. Lo de los 1.500 millones no es estrictamente un crédito, porque no tenemos obligación de devolverlo hasta que esté el proyecto acabado y genere beneficios, Goldman Sachs entiende perfectamente la situación al igual que otros inversores. Nuestros competidores ya han hecho este trabajo y vamos con retraso. Nos gustaría empezar el verano que viene si nos aprueba la asamblea la petición de un crédito que nos permitiría competir contra nuestros rivales en igualdad. Durante las obras la opción más probable para jugar sería ir al Estadi Johan Cruyff, que sería ampliado hasta 50.000 espectadores, donde jugaríamos durante una temporada haciendo rotaciones entre los socios. Es un proyecto espectacular para 110.000 espectadores que puede compararse en impacto para la ciudad con el que tuvieron los Juegos Olímpicos”.

De cara al futuro del club, mostró su confianza en que pronto renueven Pedri, Gavi y Ansu y adelantó que el Barça podrá fichar jugadores importantes este mismo verano.

“La prudencia del CEO está bien, pero a veces, como pasó en 2003 se puede acelerar el proceso de recuperación en un par de años. Reitero que traer jugadores importantes el próximo año es posible porque tenemos recursos. El pasado verano cuando fuimos a por Neymar no teníamos toda la información. la gestora nos informó mal. Creímos que había más margen de endeudamiento, pero por otra parte él cedió a la propuesta del PSG a pesar de que nos habían dicho que quería volver. No nos hubiera solucionado nada. El resultado de que no viniese es bueno”, aseveró.

De cara a la decisiva asamblea del próximo día 17 incidió que“las reformas estatutarias son tan evidentes que se deben de acometer, en eso incluyo los valores del Barcelona, los condicionantes para ser socios, la limitación de mandato y la lógica para tener un margen de maniobra para reconducir la situación a cinco años. No nos podemos disparar al pie”.

Laporta confía en que de cara al Clásico “se pueda ver un estadio lo más lleno posible. Tener el cien por cien de público el día del Madrid sería ideal”. Respecto a los pagos a periodista de parte de la anterior junta, el presidente puntualizó que “no ha habido ninguna ilegalidad”.