REAL UNIÓN - DEPORTIVO

Cruce de primeras urgencias en el Stadium Gal

El Real Unión, que lleva cuatro derrotas consecutivas, recibe a un Deportivo que solo sumó uno de los últimos seis puntos. Habrá homenaje a Jabo Irureta.

0
La plantilla del Deportivo, en el último entrenamiento antes de viajar a Irún.
Jesus Sancho (Sanchofoto) Diario as

La historia se cita esta tarde en el Stadium Gal. El Real Unión (cuatro Copas del Rey) y el Deportivo (una Liga, dos Copas y tres Supercopas) cruzan sus caminos en un estadio que los coruñeses no pisan hace 63 años y en el que perdieron en sus cinco visitas. Pero los tiempos de gloria son lejanos en un caso y muy lejanos en otro. El hoy se llama Primera RFEF. Y el presente más inmediato habla ya de las primeras urgencias. Los locales, tras un gran arranque con dos triunfos, llevan cuatro derrotas consecutivas que encienden alarmas. Los gallegos, un punto de los últimos seis que inquietan. La derrota ante Unionistas se vivió con normalidad en A Coruña, como la inevitable primera piedra en el largo camino que espera. El segundo tropiezo, el empate con la SD Logroñés, dolió más. Dolió porque fue en Riazor, en la última jugada de un partido que los coruñeses pudieron sentenciar mucho antes y que luego no supieron conservar.

El primer quebradero de cabeza para Borja Jiménez será lo que él mismo denomina “mal del lateral derecho”. Trilli, que apuntaba a su regreso, todavía tiene alguna molestia y no llega a tiempo. Benito, pendiente de pruebas médicas, fue baja de última hora. Y por último Valín, que está fuera de servicio desde su operación de cadera allá por el mes de mayo. Tres laterales diestros en la plantilla y ninguno disponible. Para mayor preocupación, gran parte del peligro del Real Unión se genera en su banda izquierda desde las botas del habilidoso Alain Oyarzun. La apuesta de Borja para frenarlo será Víctor García, que ya actuó en esa posición por las bajas en Calahorra y que repitió el pasado fin de semana ante la SD Logroñés rindiendo a un buen nivel. En la parte positiva, la plena recuperación de un Jaime que repetirá en el eje de la defensa junto a Lapeña.

Zulaika, por su parte, deberá encontrar soluciones a la doble baja de Rivero y Santos, ambos expulsados frente al Rayo Majadahonda. Más allá de los problemas de los dos técnicos, se espera un partido entre dos equipos con gusto por la posesión, que entienden el fútbol desde el balón. La duda es si las urgencias les llevará a variar algo en su habitual guion. El último foco recaerá sobre el deseado Noel y los minutos que pueda tener, ya que la dupla en ataque que forman Miku y Quiles es intocable por rendimiento (tres y cuatro goles respectivamente) y galones. Mucho en juego para un duelo entre históricos en el que se espera que se roce el lleno con 400 deportivistas en las gradas para que el colorido sea total. Ambientazo y homenaje previo al partido a don Jabo Irureta, irundarra ilustre y técnico blanquiazul del título de Liga y el Centenariazo, para que la fiesta sea completa.