INGLATERRA

La viuda de Khashoggi denuncia la compra del Newcastle: "Es la vergüenza para el fútbol"

Hatice Cengiz, la prometida del periodista saudí asesinado, no perdona a la Premier que se haya dado luz verde: "¿Dónde están los valores, dónde están los derechos humanos?"

0

La Premier dio luz verde para que el fondo saudí PIF, controlado por el príncipe heredero Mohammed bin Salman, junto a PCP Capital Partners y RB Sports&Media, comparan el Newcastle. La venta se ha visto rodeada de polémica. Si bien la Premier League ha dicho que ha obtenido garantías de que el estado saudí no estará a cargo del club, la realidad es que el fondo soberano detrás de la transacción está supervisado por el príncipe heredero Mohammed bin Salman, quien según explicó oficialmente la inteligencia norteamericana habría sido el patrocinador del asesinato en 2018 de Jamal Khashoggi en el consulado saudí en Estambul. El príncipe saudí lo niega, a pesar de haber sido señalado por los informes desclasificados del gobierno de los Estados Unidos.

La reacción en la opinión popular y en el entorno del periodista saudí asesinado no se han hecho esperar. Su viuda ha condenado la compra y ha lamentado que Inglaterra haya dado luz verde y deje entrar en una de sus históricas instituciones al que considera ideológo del asesinato de su pareja. "Estoy muy triste. Supongo que el dinero es más importante que cualquier otra cosa en esta vida. ¿Dónde están los valores, dónde están los derechos humanos, la responsabilidad y la justicia para todos? Me rompe el corazón recordarle a Occidente estos valores. Es la vergüenza para el fútbol inglés. ¿Cómo pueden los jugadores, los aficionados y el entrenador del Newcastle aceptar esta situación?", dijo a Sky News Hatice Cengiz, la prometida de Jamal Khashoggi.

La viuda ha recibido también el apoyo de otras personalidades. El académico saudí Madawi Al-Rasheed, profesor de la London School of Economics, explicó en Channel 4 News que "es muy poco realista decir que hay una separación entre los fondos públicos y privados en Arabia Saudita. El Reino Unido podría convertirse en una plataforma para los dictadores de este mundo. Acaban de vender una joya de la corona a una corona con sangre en las manos".

Por su parte, Amnistía Internacional mostró este viernes su queja por la compra por parte del consorcio con respaldo de Arabia Saudí del Newcastle inglés y demandó a la Premier League que incluya a la hora de revisar la idoneidad y legalidad de estos procesos "cuestiones relativas a derechos humanos", aspecto en el que el país asiático guarda "un terrible historial".