BARCELONA

Ni Laporta salva a Umtiti

Pese a que el presidente le pidió a Ronald Koeman una oportunidad para el francés, 'Sport' publica este miércoles que el club ya trabaja en su marcha en el mes de enero.

0
Ni Laporta salva a Umtiti
GORKA LEIZA DIARIO AS

Según publica este miércoles Sport, el Barça ha reactivado la salida de Samuel Umtiti con vistas a que abandone el club este mes de enero. El francés no ha jugado en competición oficial en esta temporada y confía en que, esta vez, el campeón del mundo en 2018, que tiene contrato hasta 2023, acepte alguna de las ofertas que le lleguen. El Barça intentó colocarle este verano en el Olympique de Marsella, pero no fue posible.

A Umtiti, pues, no le va a salvar ni Laporta, que en un off the record que mantuvo con periodistas a primeros de septiembre permitió que trascendiese que renovaría a Koeman si daba minutos s Riqui y a Umtiti, que en su opinión merecía una oportunidad. Días antes, Umtiti había mantenido una charla con Laporta en la que le expuso sus esfuerzos por recuperarse de la lesión de rodilla y ponerse a un nivel óptimo. Tocó la fibra del presidente, que a su vez intentó interceder y persuadir a Koeman para que lo alinease o, al menos, le diese una oportunidad. Pero el holandés, con Piqué, Eric, Araujo, Lenglet o Mingueza sanos va sobrado de centrales y, de momento, no ha contado con él.

Umtiti fue pitado por la afición en el Gamper a principios de agosto. Eso molestó tanto al francés que envió a través de las redes sociales un mensaje: "A veces es mejor no decir nada y que el silencio se ocupe de las cosas". Dos meses después, el francés ha vuelto a deslizar su enfado con un par de frases crípticas: "Cuanto más respetas a la gente, más te faltan al respeto. La gente no sabe, pero todo el mundo se permite hablar".

Tal vez Umtiti llegue tarde. En el verano de 2020, en plena pandemia, se borró del equipo argumentando unos problemas físicos después de un partido contra el Celta. Se acercó a Setién y le dijo que no jugaría más en lo que quedaba de temporada, fase final de la Champions incluida. Muchos compañeros interpretaron la decisión una manera de bajarse de barco. El abandono no sentó nada bien. Puede que ahora Umtiti haya reflexionado, pero su tiempo en el Barça parece haber pasado. Su marcha, además, liberaría un espacio salarial que el club azulgrana podría aprovechar para reforzar el equipo. Eso puede terminar por convencer también a Laporta. Ni el presidente va a poder salvar al francés, por lo que parece.