NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ESPANYOL 2 - REAL MADRID 1

Los 50 segundos que exasperan al Madrid e ilusionan al Espanyol

Nueve jugadores, 17 pases y la omnipresencia de Darder le sirvieron al conjunto perico para exhibir lo mejor de su repertorio en un gol colectivo antológico.

Actualizado a
Soccer Football - LaLiga - Espanyol v Real Madrid - RCDE Stadium, Cornella de Llobregat, Spain - October 3, 2021 Espanyol players and fans celebrate after Raul de Tomas scores their first goal REUTERS/Albert Gea
ALBERT GEAREUTERS

Muchos fueron los momentos para anotar del Espanyol-Real Madrid del domingo, tanto por un conjunto perico que los recordará entre sus tardes mágicas de la era Cornellà-El Prat como para una escuadra blanca en la que tiene Carlo Ancelotti faena para desterrar tanta indolencia. Y, entre esos instantes, destacan por encima de todos 50 segundos. Los que derrumbaron al líder de LaLiga e ilusionan como pocas veces a la parroquia blanquiazul.

Todo comenzó por una recuperación de Adrià Pedrosa ante Luka Modric que cayó en los pies de Óscar Melendo, en cuya conducción era derribado al unísono por Toni Kroos y Eduardo Camavinga, a pocos centímetros del punto central del terreno de juego. Marcaba el cronómetro los 15 minutos y 48 segundos exactos de partido cuando Keidi Bare servía esa falta y se iniciaba una de las mejores jugadas del Espanyol de Vicente Moreno.

De Keidi pasaba a Sergi Darder, quien cedía a Sergi Gómez para que abriera a la derecha hacia Aleix Vidal. Balón de nuevo para el pivote, Keidi, y apertura esta vez a la izquierda, para Pedrosa, que tocaba en corto para Melendo. Combinaba el mediapunta con Raúl de Tomás, fuera de su zona de confort, y entre él y Darder se la pasaban un par de veces antes de echarla atrás, a Sergi Gómez, en un ‘déjà vu’, pues abría el central al flanco diestro, ahora para Óscar Gil.

Darder movió a su antojo al Espanyol... y al Real Madrid.
Ampliar
Darder movió a su antojo al Espanyol... y al Real Madrid.DPA vía Europa Press

Del lateral pasaba el esférico a Darder, cuya pared con Keidi Bare culminaba con el canterano encerrado en el círculo central por Vinicius Júnior y Karim Benzema. Y ahí aparecía una de las grandes claves de la jugada: donde otro hubiera cedido atrás para Diego López, el ominpresente Darder se revolvía, ganaba un espacio imposible a los delanteros del Real Madrid y volvía a mirar la portería rival. Tanto, que podía dirigirse a la derecha, hacia Aleix Vidal.

Y a partir de ahí, la diablura. La del pase vertical de Aleix hacia Adrián Embarba, que provocaba una superioridad numérica al cambiarse repentinamente de banda, la carrera hasta la línea de fondo y el centro, raso y tenso, que Raúl de Tomás leía perfectamente. El punta, que había vigilado desde la frontal, pegó un desmarque de libro hacia el primer palo, desbordando a Éder Militao y Lucas Vázquez. A un toque, con la izquierda, batía RdT a Thibaut Courtais, a los 16 minutos y 38 segundos de encuentro.

En total, fueron 50 segundos exactos los que duró la acción del 1-0 del Espanyol ante el Real Madrid, con hasta 17 pases y la participación de todos los jugadores pericos salvo Diego López y Leandro Cabrera. Un serio aviso para los blancos y una lección del fútbol que atesoran los blanquiazules, el camino a seguir. En definitiva, un clásico ejercicio de entrenamiento que, trasladado a un partido de fútbol y ante un rival tan poderoso como el Real Madrid, le salió a la perfección a los de Vicente Moreno.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?