Real Madrid-Sheriff

Otros equipos curiosos que debutaron en el Bernabéu

El Sheriff moldavo se estrena hoy en el Bernabéu. Será el rival 108 de los madridistas en la historia de la Copa de Europa. Antes que ellos, hubo otros conjuntos que llamaron la atención por su toque exótico, curioso o llamativo. Repasamos algunos de ellos.

0
  •  Sheriff Tiraspol (2021)

    Sheriff Tiraspol

    El Sheriff Tiraspol es el primer rival moldavo que visita el Bernabéu. Pero antes de ellos, hubo otros equipos de países curiosos, llamativos y exóticos que jugaron en el coliseo blanco. Aquí repasamos algunos de los más sorprendentes…

    FOTO: PIERRE-PHILIPPE MARCOU (AFP)

    1 / 17

  • Apollon Limassol (1968)

    Apollon Limassol (1968)

    El Apollon es el único equipo que puede presumir de haber disputado una eliminatoria europea en el estadio Santiago Bernabéu. Ocurrió en septiembre de 1968. Los chipriotas solicitaron jugar el encuentro de vuelta en otro escenario, ya que su estadio apenas tenía capacidad, tampoco contaba con un potente servicio de luminotecnia, por lo que no se podía retransmitir el encuentro. Santiago Bernabéu, enterado del problema, les ofreció el estadio Bernabéu, previa autorización de la UEFA. Una vez tenido el beneplácito de la organización, el Madrid les costeó una semana en Madrid y la taquilla del partido en el que ejercían como local. Al no televisarse el partido de vuelta por lo abultado del marcador de la ida (6-0), los chipriotas regresaron con cerca de un millón de pesetas de la época a su país.

    FOTO:

    2 / 17

  • Keflavik (1972)

    Keflavik (1972)

    La primera visita de un equipo islandés al Bernabéu no atrajo a mucha gente, vista la clara superioridad de los blancos. Lo que sí llamó la atención fue la estatura de los jugadores insulares (la media rondaba el 1,92 de altura, lo que hizo correr la broma de que había venido el equipo de baloncesto), así como su nobleza y comportamiento para con los jugadores del conjunto blanco… y su sistema táctico: nueve defensas y un solo delantero. Los blancos resolvieron la eliminatoria ya en el encuentro de ida (3-0, con dos goles de Santillana y otro de Grande). En la vuelta ganaron por la mínima (0-1, tanto de Verdugo casi al final del encuentro).

    FOTO:

    3 / 17

  • Progres Niedecorn (1978)

    Progres Niedecorn (1978)

    Después de un año de ausencia en las competiciones continentales, el primer sorteo de la Copa de Europa de la campaña 1978-79 resultó un enfrentamiento entre el Progres Niedecorn luxemburgués y el conjunto blanco. El equipo centroeuropeo era un modesto conjunto amateur, cuyos jugadores no se dedicaban profesionalmente al mundo del fútbol. Por ejemplo, el defensa Jean Louis Margue era abogado; otro, Henri Bossi, centrocampista, era mecánico, el entrenador, Romain Schröeder, era maquinista de trenes… Para los blancos fueron dos entrenamientos más que una eliminatoria europea. En la siguiente eliminatoria, cayeron eliminados ante el Grasshopper suizo…

    FOTO:

    4 / 17

  • Limerick (1980)

    Limerick (1980)

    El primer sorteo de la competición europea de la temporada 1980-81 deparó un enfrentamiento entre el Limerick, campeón irlandés, frente al Real Madrid. El encuentro de ida, jugado en el campo de rugby de la selección británica, había acabado con victoria blanca tras remontar un gol inicial del cuadro local. En la vuelta, los irlandeses se llevaron una manita, pero dejaron su sello particular: su voluntariedad, su personalidad (hubo momentos a lo largo del encuentro en el que tutearon a los madridistas), su buen carácter (apenas hubo entradas fuertes), y su espíritu combativo pese a ir 5-1 en el marcador.

    FOTO:

    5 / 17

  • Honved (1981)

    Honved (1981)

    En Madrid todo el mundo recordaba el famoso Honved de Budapest desde donde una impresionante generación de futbolistas magiares casi había conquistado el mundo. Sólo Alemania les supo hacer frente en la final del Mundial de 1954, arrebatándoles la gloria eterna a aquel equipo, llamado Aranycsapat, ‘El equipo de oro’. Dos años después, en 1956, ese equipo jugará un encuentro llamado ‘Partido de la Prensa’, en la que un combinado del Madrid y del Atlético se enfrentó a ellos. El resultado fue espectacular (5-5), dejando un recuerdo imborrable. Así que en 1980, el regreso de aquel equipo trajo los mejores recuerdos. Entonces, y como casi 25 años antes, el Honved estaba de moda: varios de sus componentes formaban parte de la selección húngara. Pero el tiempo pasaso siempre fue mejor. Aunque era un equipo alegre y ofensivo, mostraron un juego embarullado, sin disponer de apenas ocasiones cara a la meta de García Remón.

    FOTO:

    6 / 17

  • Ferencvaros (1995)

    Ferencvaros (1995)

    El segundo partido del Madrid en el actual formato de la Copa de Europa, la Champions League, vio la llegada del Ferencvaros, un conjunto húngaro que contaba en sus filas con Florian Albert, hijo de uno de los grandes jugadores magiares y que perteneció a la generación postPuskás, Kocsis, etc, llamado como él, Florian Albert, y ganador del Balón de Oro en 1967. Pero esa noche el gran protagonista fue Raúl, que marcó sus primeros goles en la competición europea. El delantero madrileño marcó tres goles al equipo húngaro, y se llevó la ovación de la afición al ser izado a hombros por Míchel.

    FOTO: Tony Marshall - EMPICS (PA Images via Getty Images)

    7 / 17

  • Sturm Graz (1998)

    Sturm Graz (1998)

    Ocho meses después del derribo de la portería en semifinales de la edición 1997-98, y tras cumplir un encuentro de sanción por ello (el Madrid recibió al Inter de Milán en el Sánchez Pizjuán de Sevilla), el Madrid volvía a jugar en el coliseo de la Castellana. Los blancos recibían al Sturm Graz austriaco, que era la primera vez que visitaba el estadio madridista. Tras adelantarse en el marcador nada más empezar el encuentro, los de Graz se llevaron una goleada liderada por Robert Jarni. El croata marcó dos golazos para enderezar la victoria de los de Hiddink, entonces entrenador blanco.

    FOTO: ALBERTO MARTIN (EFE)

    8 / 17

  • Partizán (2003)

    Partizán (2003)

    La primera visita del Partizán de Belgrado en el formato de Champions League (había venido en 1955 como campeón de Yugoslavia y ahora lo hacía como vigente campeón serbio) sirvió como homenaje a los ye-yés, el equipo madridista formado por exclusivamente jugadores españoles que en 1966 derrotaron a los blanquinegros en la final de la Copa de Europa. Era la Sexta, el equipo que sustituía a los Di Stéfano y Puskás, pero que contaban con Gento como extremo izquierdo. A eso se unía que el técnico del conjunto balcánico era Lothar Matthäus, un viejo enemigo blanco en la década de los 80 y que había estado a punto de ser jugador blanco en 1992. Un solitario (y polémico) gol de Raúl dio la victoria a los blancos.

    FOTO: PAUL HANNA (REUTERS)

    9 / 17

  • Mónaco (2004)

    Mónaco (2004)

    El primer encuentro europeo de los blancos tras los brutales atentados acaecidos en Madrid el 11 de marzo tuvo al Mónaco como rival. El conjunto monegasco contaba con grandes jugadores en sus filas, entre ellos el madridista Morientes, cedido en el verano de 2003, Giuly, que luego ficharía por el Barça, el extremo Rothen, el lateral Evra… todos dirigidos por el excampeón del mundo Didier Deschamps. Era además, la primera visita del conjunto del principado al estadio blanco. Los rojiblancos se adelantaron en el marcador, pero el Madrid supo darle la vuelta al marcador, hasta que Morientes a falta de diez minutos para el final, acortó distancias. En la vuelta vendría el desastre…

    FOTO: PAUL HANNA (REUTERS)

    10 / 17

  • Steaua (2006)

    Steaua (2006)

    El Steaua de Bucarest hizo su primera aparición de manera oficial en noviembre de 2006. Previamente lo había hecho en el Trofeo Santiago Bernabéu 20 años antes, en 1986, cuando lo hicieron como campeones de Europa tras derrotar al Barcelona en Sevilla en la tanda de penaltis. Los rumanos, entonces, fueron recibidos con aplausos por parte de la afición blanca. En esta ocasión lo hacían de manera oficial, y fueron derrotados por los blancos… por un gol de un jugador suyo, Nicolita, que acabó llorando: cedió a su portero sin ver que estaba alejado de la portería que defendía…

    FOTO: JESUS AGUILERA (DIARIO AS)

    11 / 17

  • Bate Borisov (2008)

    Bate Borisov (2008)

    El que se preveía como un estreno donde los blancos debían de dar un golpe de autoridad después de haber ganado las dos últimas Ligas fue un auténtico desastre. Los madridistas recibían al Bote Borisov, un modesto conjunto bielorruso, pero el juego dejó mucho que desear. Los de Schuster ganaron 2-0, con un juego ramplón, aunque la nota dramática llegaba horas antes del encuentro, al hacerse oficial el fallecimiento del delegado de la UEFA para este encuentro, el excolegiado austriaco Heinz Fahnler.

    FOTO: JUAN MEDINA (REUTERS)

    12 / 17

  • Dinamo Zagreb (2011)

    Dinamo Zagreb (2011)

    La primera visita del conjunto croata al estadio Santiago Bernabéu se saldó con una nueva goleada de los blancos, que festejaron así el partido 1.500 del Madrid en el estadio Santiago Bernabéu. El partido no tuvo mucho desarrollo, pues antes del minuto 10 de encuentro, los blancos ya goleaban a los croatas con un contundente 3-0. Los blancos se dieron un festín desde entonces, con lujos y detalles de cara a la afición para acabar con un contundente 6-2 y un formidable remate de chilena de Benzema que se estrellaba en el larguero.

    FOTO: CHEMA DIAZ (DIARIO AS)

    13 / 17

  • Copenhague (2013)

    Copenhague (2013)

    A comienzos de la temporada 2013-14, el run-run se había asentado en el entorno del Bernabéu. Algunas malas actuaciones, coronadas con una derrota en el derbi ante el Atlético de Madrid. La primera visita de los daneses, que era además, el estreno en el coliseo blanco de Carlo Ancelotti como nuevo entrenador madridista, se saldó con una goleada que vino a supurar esa herida que se agrietaba. Los blancos ganaron 4-0, pero no fue hasta la segunda parte cuando superaron a los nórdicos por juego, goles, talento y calidad. Antes, Casillas se llevó algunos pitos en un fallo por alto que resolvió Modric sacando el balón bajo palos.

    FOTO: DANI SANCHEZ (DIARIO AS)

    14 / 17

  • Ludogorets (2014)

    Ludogorets (2014)

    Con el Madrid siendo vigente campeón de Europa, recibió en diciembre de 2014 al Ludogorets, con una única intención: superar los 18 encuentros consecutivos consiguiendo la victoria. El registro lo tenía el Barcelona de Rijkaard de la temporada 2005-06: firmó 13 victorias en Liga, tres en Champions y dos más en Copa. Por su parte, los blancos, que derrotaron a los búlgaros 4-0, con goles de Cristiano, Bale, Arbeloa y Álvaro Medrán, llegaban a 19 triunfos, repartidos de la siguiente manera: 11 triunfos en Liga, seis en Champions y dos más en Copa. Marcaron 71 goles en esa racha: una media de 3,73 tantos por encuentro.

    FOTO: Gonzalo Arroyo Moreno (Getty Images)

    15 / 17

  • Malmö (2015)

    Malmö (2015)

    El Malmö, subcampeón de Europa en 1979, se presentó en el Bernabéu en el que sería el último encuentro de su entrenador, Age Hareide, y de varios componentes de la plantilla. Llegaba con varias bajas clave, como su central internacional Bengtsson y su delantero estrella, Rosenberg, que había jugado en el Racing de Santander. Pero el gran protagonista fue el portero Johan Wiland. Días antes de medirse a los blancos, y haciendo un ministage en Marbella, el meta sueco recibió un fuerte impacto en la cabeza, quedando aturdido. Se quedó ingresado en un hospital malagueño para el día antes del encuentro viajar en coche con el médico del equipo desde la localidad malacitana. El día del partido fue titular, jugando con un casco protector, pero apenas le sirvió: los blancos ganaron 8-0 en el que es su mayor goleada en Champions… y que sería el último partido europeo de Rafa Benítez en el banquillo blanco.

    FOTO: JAVIER GANDUL (DIARIO AS)

    16 / 17

  • Legia Varsovia (2016)

    Legia Varsovia (2016)

    La llegada del conjunto polaco en octubre de 2016 venía precedida por la hostilidad de sus seguidores más radicales: ya habían ocasionado violentos problemas en su visita a Dortmund, y por eso la UEFA determinó que sus encuentros se jugasen a puerta cerrada. En Madrid, pese a provocar algunos altercados, no hubo muchos problemas. Además, la rápida reacción de los blancos, que marcaron dos goles entre el minuto 15 y el 19 sentenciaron el partido. Cristiano, que estaba a dos goles de llegar al centenar de tantos en la Champions, no marcó. Quien sí lo hizo fue Marco Asensio, que debutaba en la competición continental, y marcó el tercer tanto de los blancos…

    FOTO: jesus rubio (DIARIO AS)

    17 / 17

Webs de PRISA

cerrar ventana
Medios Prisa

© DIARIO AS, S.L.