GIRONA

El Girona no sabe encontrar el paraíso lejos de Montilivi

El conjunto rojiblanco sumó un punto, el primero del curso fuera, en Oviedo, pero las sensaciones fueron malas: "No me gustó nada, hay que ir hacia delante", dijo Michel.

0
El Girona no sabe encontrar el paraíso lejos de Montilivi
Real Oviedo

La regularidad parece ser una reliquia para el Girona. Tras el triunfo ante el Valladolid, las sensaciones del bloque rojiblanco fueron buenas, pero el empate contra el Oviedo (0-0) ha hecho que se dé un paso atrás. El conjunto de Michel mostró excesivas costuras y en ataque no compareció. El técnico se está acostumbrando, de manera peligrosa, a hacer autocrítica tras cada partido lejos de Montilivi, pero lo cierto es que son los jugadores los que deben empezar a tomar mayor protagonismo. Especialmente en ataque. En Oviedo, el bloque gerundense se quedó seco. "Debemos tener el compromiso de ir arriba y competir todos los duelos. Tenemos que llevar la pelota hacia la zona de tres cuartos, buscando determinación, velocidad y agresividad. Lo trabajamos y el jugador tiene que hacerlo. La sensación que tengo es que era difícil hacer un gol ante el Oviedo por cómo jugamos. Con la limpieza de juego que tenemos no nos da lo suficiente como para tener una ocasión clara de gol. Necesitamos mucho más. Me incomoda porque no podemos dar pasos atrás. No me gustó nada, tenemos que ir hacia delante", dijo Michel.

Los números del Girona a domicilio no permiten ser optimista en este arranque liguero porque sólo ha sido capaz de sumar un punto en tres partidos. Es, junto a Málaga y Amorebieta, el peor en este aspecto y para dar un salto cualitativo en la tabla no se puede seguir por este camino. El trabajo defensivo, aparentemente y por números, sí es bueno, pero en ataque hay muchísimo margen de mejora. Nahuel Bustos no acaba de brillar y Stuani, pese a que cuenta con minutos, arrastra molestias y no se encuentra al cien por cien. Y esto lastra a un equipo en el que jugadores de segunda línea deberían tener más presencia en el área rival. Y Michel así lo constató y les pide un plus: "Tenemos que generar mucho más y tener ambición en los duelos individuales. Borja, Baena, Valery, Bustos, Samu, Òscar Ureña y Darío tienen que aparecer más. No nos sirve lo que estamos haciendo hasta ahora".

Sin embargo, no todo fueron malas sensaciones lo obtenido en Oviedo porque Michel por fin pudo dar minutos a Santi Bueno. El central uruguayo apareció en la segunda mitad y le sirvió para acumular minutos de calidad. El técnico confía en él, sabe que puede y debe ser una pieza clave este curso y el lunes ante el Almería no sería extraño verle de titular. Al Girona le espera una semana larga de trabajo, con muchos aspectos que pulir. El lunes llega a Montilivi un Almería lanzado, que es segundo en la tabla, y que ha sido capaz de ganar cinco de los siete encuentros disputados hasta la fecha. Una dura piedra de toque. Eso sí, los gerundenses parecen ser la bestia negra almeriense. Se han visto las caras en los dos últimos playoff de ascenso a Primera y han sido sus verdugos.