ALMERÍA

El Almería con más dinamita

Nunca antes los rojiblancos habían llegado a la quincena de goles una vez transcurridas siete jornadas en la categoría. Con 15 puntos, sólo le supera el arranque de 2019 y 2011, con 17 unidades

0
El Almería con más dinamita
CARLOS BARBA DIARIO AS

El Almería se ha repuesto bien al palo de claudicar otro año más en la semifinal de ascenso ante el Girona. Los de Rubi han comenzado con buenos resultados la temporada y la victoria de anoche ante el Tenerife le ha servido para auparse a lo más alto de la clasificación a falta de lo que haga hoy la Ponferradina en Las Palmas y mañana el Sporting en su feudo frente al Málaga. El cuadro rojiblanco destaca en el aspecto goleador, siendo el máximo anotador de la categoría y el mejor Almería de su historia en esta faceta después de celebrarse siete jornadas de competición.

En concreto, los almerienses llevan quince goles (siete en casa y ocho fuera), la mejor cifra en sus 16 temporadas en Segunda División. El Almería de Javi Gracia empezó bien el curso en 2012 (acabó ascendiendo), anotando catorce dianas, una menos que la actual (a estas alturas llevaba también catorce puntos), mientras que la UDA de Lucas Alcaraz hizo trece goles en 2011, los mismos que Pedro Emanuel en 2019, con la coincidencia de que tanto el granadino como el angoleño sumaban 17 puntos tras siete jornadas, el mejor registro histórico, dos unidades más que las de Rubi en la actualidad.

Destaca Sadiq, con media decena de tantos, seguido de Ramazani, con quien está formando una sociedad perfecta. El belga ha hecho tres goles en este arranque liguero y se postula a revelación de la presente temporada. También han 'mojado' Chumi, Pozo, Robertone, Curro Sánchez y Lazo, con un gol cada uno (dos de los anotados por la UDA han sido en propia puerta).

En el otro lado de la balanza están las versiones de 1996, 2002, 2006 y 2016, que apenas hicieron seis goles en siete jornadas, ni a un gol por partido. Curiosamente estos fueron los peores arranques del Almería, también con media docena de puntos. Para rizar aún más el rizo, uno de ellos, el de Unai Emery, acabó ascendiendo a pesar del mal comienzo.