VALENCIA-ATHLETIC

"Bordalás exige correr más, Marcelino es más metódico"

Juan Carlos Sánchez fue entrenado por Bordalás y Marcelino, dos técnicos que coinciden en su exigencia y a quien analiza en una extensa entrevista en AS.

0
"Bordalás exige correr más, Marcelino es más metódico"

Juan Carlos Sánchez Martínez (Islas Baleares, 1987), vive sus últimos años como futbolista en su tierra natal después de una notable trayectoria en la que ha pasado por Villarreal, Elche, Oviedo y Numancia. El portero ha vivido de todo en los 20 años que ha vivido alejado de su casa y gran parte del futbolista que ha llegado a ser es gracias a José Bordalás y Marcelino.

Juan Carlos es de los pocos futbolistas que ha tenido como técnicos al asturiano y al alicantino, a quienes muchos comparan por su forma de trabajar y exigir. Para el meta, Marcelino y Bordalás son "muy parecidos en la exigencia y en su seña de identidad" aunque también ve diferencias "uno te hace correr más el otro es más metódico".

El próximo sábado el entrenador más querido por la grada che en los últimos años regresa a la que fue su casa para enfrentarse a uno que quiere seguir sus pasos y que de momento ya tiene a la gente en el bolsillo. Los dos han caído de pie, algo que no sorprende a Juan Carlos, quien en una extensa entrevista en AS los analiza minuciosamente.

FUTBOL 13/14Juan Carlos en su etapa en el Villarreal

¿Que tal?

Muy bien, acabé en el Numancia y me he venido al Baleares a jugar de una manera más relajada. He entrado en el mundo empresarial con mi hermano, estoy con mis amigos, con mi familia...Estoy muy feliz.

¿Usted ha tenido una larga carrera, pero es de los pocos que estuvo tanto con Bordalás como con Marcelino, no?

Sí, yo pasé muchos años en el Villarreal, pero en la temporada 2011/2012 me cedieron al Elche y allí coincidí con Bordalás. Al año siguiente cuando regresé al Villarreal ya estuve con Marcelino en Segunda División, que logramos el ascenso. Con Bordalás lo jugué todo y con Marcelino el primer año sí y al segundo llegó Asenjo y fui suplente.

¿Qué tal la experiencia con ambos? ¿Considera que se parecen en la manera de entrenar?

Muy bien con los dos. A nivel exigencia son muy parecidos porque te llevan al límite en todos los entrenamientos, pero tienen algunas diferencias. Bordalás es exigente desde un cierto cachondeo en el trato diario, es un tipo peculiar en ese sentido. Marcelino es más metódico, tiene sus ideas fijas y tienes que cumplirlas a rajatabla.

¿A qué se refiere?

Pues que Marcelino es exigente bajo sus parámetros, a lo mejor con él te ahorras alguna carrera más que con Bordalás sí tienes que hacer, pero como no hagas exactamente la carrera que él te pide, puedes estar corriendo dos horas que hasta que no te salga no vas a parar.

FUTBOL 11/12Juan Carlos junto a Bordalás en el Elche

Marcelino más metódico, Bordalás más exigente en el sentido de correr, pero lo que está claro es que los dos allá donde van llevan una seña de identidad...

Sí, esa es su gran victoria, que ganen o pierdan tienen una seña de identidad clara. Yo he perdido partidos con Bordalás porque la pelotita no ha entrado, pero las sensaciones no han sido malas y sabía que el fin de semana siguiente ganaríamos.

¿Hasta qué punto es similar esa seña de identidad?

Además del hecho de correr, los dos buscan una presión agresiva y las carreras al espacio. No creen en el 'toque, toque, toque', sino en la presión alta, el juego por bandas y el toque rápido. Cuando Marcelino vino al Villarreal después de que jugáramos tantos años con el 'tiki-taka', nos dio un baño de realidad enseñándonos su fútbol, con el que ascendimos, entramos en UEFA y luego en Champions.

Esa seña de identidad hace que cuando les gusta un jugador que han tenido , traten de ficharlo para su nuevo equipo ¿Es así? Aquí lo hemos visto con Foulquier y Hugo Duro.

Y tanto, los dos mucho, pero sobre todo Bordalás es muy de sus 'soldados'. Yo recuerdo que cuando él se fue al Alavés me llamó para ficharme, pero la cosa finalmente no prosperó porque me fui al Albacete.

Pese a que Bordalás aun tiene que confirmar el buen inicio, ¿Por qué cree que tanto él como Marcelino han caído de pie en Valencia?

Porque son dos entrenadores que calan en el futbolista y eso da igual que sea en Valencia, Bilbao o donde sea. Lo importante con Marce y Bordalás es que la exigencia que "sufres" entre semana luego la disfrutas el domingo, y eso hace creer a los jugadores. Por eso están tan cotizados, porque normalmente los resultados salen.

¿Son tan pesados con el tema físico, con el peso etc?

Sí, los dos, aunque yo creo que eso es lo que toca aunque no lo hagan todos los cuerpos técnicos. Fíjate que curioso, Bordalás y Javier Vidal nos pesaba en calzoncillos para conocer exactamente cuanto pesábamos, sin nada de ropa encima salvo eso. Marcelino y Ismael Fernández, que es un espectáculo como preparador físico es buenísimo, van incluso más allá del peso y te miden cada milímetro de grasa, músculo etc.

Uno de los puntos débiles que siempre se dice de este tipo de entrenadores tan exigentes es que 'queman' al jugador. Usted que ha estado con ambos ¿Es así?

No te voy a mentir, es duro sostener el nivel de exigencia que ellos tienen, pero tienes que aceptarlo. Hay gente que lo lleva mejor y otros peor, las personas tendemos a la comodidad. Son dos entrenadores que quieren tenerte en una constante incomodidad para que nunca pares de evolucionar. En el día a día los dos eran muy exigentes e incluso en algunos momentos sufrías porque estaban encima de absolutamente todo. Pero conforme pasan las semanas vas creyendo en ellos y luego disfrutas mucho en el campo porque ves que las cosas salen y que físicamente estás a tope.

"Con Bordalás y Marcelino puedes incluso llegar a sufrir por lo encima que están, pero luego llega el domingo y ves que te salen las cosas y que vale la pena"

Juan Carlos sobre sus ex entrenadores

¿Y esa incomodidad de este tipo de entrenadores no genera tensión interna?

Sí claro, la incomodidad a la que te llevan genera a veces tensión, pero te saca el mejor nivel. En el día a día claro que hay roces, con Marcelino he tenido roces, con Bordalás a veces también había esa tensión. Pero al final, cuando pasas un tiempo sin ellos te das cuenta que solo con ellos sacas tu mejor rendimiento y tu mejor versión. Yo con Marcelino y Bordalás puedo decir que he disfrutado jugando a fútbol.

¿Cómo son en el trato cercano?

Para mí lo mejor que tienen es que son personas normales, algo muy difícil de ver en el fútbol. Si te tienen que decir algo te lo dicen, si te tienen que decir tu rol, aunque sea duro de escuchar, te lo dicen. Además, están muy pendientes de ti constantemente, todo lo que te comentaba antes de que están encima en el apartado físico, también en lo personal y eso se agradece: Te preguntan por tus relaciones, problemas personales, saben cuando la afición la toma contigo, cuando estás bloqueado... Yo recuerdo con mucho cariño a Rubén Uría, el segundo de Marcelino que se preocupaba más por la persona que por el futbolista.

FUTBOL 12/13Juan Carlos junto a Rubén Uría en un entrenamiento

En lo que no escatima ninguno es en echar broncas cuando tienen que hacerlo...

Por supuesto, si te tienen que sacar los colores delante del grupo te los sacan y te dicen tus errores. Bordalás cuando fallas te dice las cosas como son y si tiene que tomar decisiones las toma, pero tampoco 'mata' al jugador por un fallo. Cuando no están contentos se les nota mucho porque viven por y para esto. Creo que son dos entrenadores que honran su profesión.

Para concluir y conocer más en profundidad las diferencias de cada uno, elíjame a uno de los dos para las siguientes cuestiones:

¿Quién es más "pesado" o "tiquismiquis"?

Marcelino

¿Quién es más de gritar?

Bordalás

Tras una derrota, ¿Quién se pasa más días cabreado dándole vueltas?

Marcelino

¿Quién es más cercano?

Los dos son muy cercanos

¿Quién suelta más charlas, pone más sesiones de video etc.?

Bordalás, de lejos (ríe)