GIRONA

Míchel define el esqueleto de su Girona

Juan Carlos, Juanpe, Bernardo y Aleix han sido titulares en los seis partidos de Liga, teniendo una incidencia importante en el juego

0
Míchel define el esqueleto de su Girona
Girona FC

La llegada de Míchel a Girona supuso un punto y aparte en la trayectoria del equipo, con un técnico con una idea de juego muy distinta a la que planteaba Francisco y con diferentes necesidades sobre el campo. El club transformó la plantilla, empujado también por las limitaciones económicas, para darle al técnico madrileño las mejores piezas para desarrollar su idea. En seis partidos han quedado claras las intenciones del técnico, y también cuáles son los futbolistas que están llamados a ser importantes. Todos los jugadores de campo menos Bueno, que arrancó la competición lesionado, han participado ya en Liga, pero cuatro hombres han sido titulares en los seis choques. Son la base del equipo.

El primero, y sobre el que no hay discusión alguna, es Juan Carlos. Hace tiempo ya que el portero del Girona no tiene una competencia directa y todo hace pensar que Ortolá deberá conformarse con los partidos de Copa. El portero lleva más de una temporada a un nivel excelente y ha sido clave en los éxitos recientes del club. No se consiguió el ascenso, pero el portero ayudó decididamente a llegar hasta el final con opciones. Sigue contando con la confianza del técnico y nada hace prever que la vaya a perder. Si no hay sanciones o lesiones, estará en el once.

Un caso distinto es el de los centrales. Míchel lo ha tenido claro desde el minuto uno y ha consolidado a la pareja Bernardo-Juanpe. El colombiano no tuvo tantas oportunidades el curso pasado, el canario sí, pero con Míchel ha recuperado la titularidad. Ha pasado por delante de Arnau, cuya irrupción el curso pasado le mandó al banquillo, a quien Míchel ha utilizado en el lateral derecho. Está por ver como queda sin embargo la pareja de centrales una vez Santi Bueno esté a su mejor nivel, pues el uruguayo es uno de los jugadores con más proyección de la plantilla. Mientras esto no suceda, Bernardo y Juanpe seguirán en el eje. Y lo harán por méritos propios pues más allá de sus prestaciones defensivas, conocidas por todos, tienen un gran impacto en el juego del equipo: son dos de los futbolistas que más intervienen con balón no solo del Girona, sino de toda la competición.

El cuarto en liza es Aleix Garcia, a quien Míchel ha otorgado la manija del centro del campo. Es un futbolista muy del agrado del técnico, y también uno de los jugadores de toda la Liga que más entra en contacto con el balón. Se está entendiendo a la perfección con Terrats, y puede participar tanto en el doble pivote como en un 4-3-3 sin problema.

Finalmente es evidente que el otro hombre clave del equipo es Cristhian Stuani. El uruguayo no ha jugado todo, ni mucho menos, pero ha sido a causa de sus problemas en el pubis. Cuando ha estado disponible, ha participado. Ya sea de titular o entrando desde el banquillo, pero siempre que ha ido convocado ha jugado. Si está bien es un delantero formidable, si está a su máximo nivel es uno de los mejores nueves que hay en Europa.