REAL VALLADOLID

El Pucela acumula un parcial de 6-0 y 307 minutos sin marcar

Tras la derrota ayer del Real Valladolid en Montilivi, la preocupación es evidente tras no haber sumado un solo punto en los últimos tres encuentros.

0
Weissman, del Real Valladolid, se lamenta.
PHOTOGENIC/PABLO REQUEJO

La tercera derrota consecutiva del Real Valladolid, ayer en Montilivi, deja varios datos preocupantes para un equipo que suma un golaverage lamentable de 6-0 en los últimos tres partidos. A la derrota en Burgos (3-0), siguió la no menos dolorosa en casa (0-2) y ayer los pucelanos cayeron ante el Girona (1-0) en un partido que mejoró a los dos anteriores, pero en el que los de Pacheta no consiguieron sumar. El equipo blanquivioleta suma cero puntos de nueve y en total acumula siete de 18. Demasiado poco para un aspirante a quedar entre los dos primeros.

No sólo el hecho de acumular un parcial más normal de tenis que de fútbol y la escasez de puntos lleva a la preocupación en el Real Valladolid. Un equipo que iba a ser valiente y ofensivo acumula 307 minutos sin marcar un gol. Desde que Toni lo consiguiera en el minuto 53 del duelo ante el Lugo (0-2), los vallisoletanos no han logrado anotar en una rémora tan importante como las dos anteriormente citadas para ser aspirante a volver a Primera.

Los vallisoletanos han conseguido cinco goles a favor y ya suman siete en contra. Marcaron uno en Las Palmas, dos en Zorrilla ante el Real Zaragoza y otros dos en Lugo, mientras que han encajado uno en El Insular, tres en El Plantío, dos ante el Tenerife en casa y el de ayer de Stuani de penalti.