GRUPO A | MANCHESTER CITY 6- LEIPZIG 3

Guardiola, furioso con dos de sus estrellas a pesar de la victoria

El entrenador español echó una visible reprimenda a Grealish y Mahrez, dos de los más destacados del choque, por su actitud defensiva.

0

Marcar seis tantos en tu estreno en Champions es motivo de alegría, o no. Al menos, si eres Pep Guardiola y tu rival hace tres. El 6-3 con el que acabó el Manchester City-RB Leipzig fue el típico encuentro que hace las delicias de los aficionados, pero no tanto de los entrenadores y Jack Grealish y Riyad Mahrez pudieron dar buena cuenta de ello...

"Las peleas ocurren", decía el de Santpedor tras el choque. ¿La razón? La doble acalorada discusión que se le pudo ver mantener con el inglés y el argelino. Ambos fueron de los mejores de los Skyblue, abriéndose incluso hueco en el marcador, pero su actuación defensiva no fue del agrado de Guardiola y se lo hizo saber vehementemente. "Hablamos en el descanso sobre cómo deben hacerlo y no lo hicieron", confesó el entrenador a 'BT Sport'. "No es fácil hacerlo, pero cuando recuperas la posesión hay muchos jugadores delante del balón y en la transición, si haces uno o dos pases, tienes la posibilidad de atacar", añadió, explicando parte del enfado.

Guardiola, hablando con Grealish en el momento de sustituirle.

"Fue simplemente sobre trabajo defensivo, no hablaré más sobre ello porque podría utilizar las mismas tácticas el fin de semana", dijo el propio Grealish después del encuentro. "Así es como es un entrenador, siempre quiere más ofensiva y defensivamente, y es, obviamente, alguien a quien voy a escuchar", añadió el futbolista más caro de la historia del City después de jugar su primer partido de Champions. "Me encantó, durante las últimas semanas no podía esperar a que llegase este partido", se sinceró, recordando la parte más amable del enfrentamiento ante los belgas.

"Que le den al otro lado"

Por último, el otro 'afectado' por el enfado de Guardiola fue Riyad Mahrez, quien no compareció ante los medios de comunicación. Sin embargo, el extracto de la conversación corre como la pólvora en redes sociales. "Cuando la pelota está en el lado derecho, tienes que marcar al centrocampista defensivo", dice aparentemente Pep. "Pero, ¿qué pasa con el otro lado", pregunta el argelino. "Que le den al otro lado", zanja un acalorado Guardiola. Ya lo decíamos, ganar no siempre es suficiente.