CHAMPIONS LEAGUE

Real Madrid-Inter: una rivalidad grandiosa desde hace 57 años

Blancos y 'neroazzurri' se vieron las caras por primera vez en la final de la Copa de Europa 1963-64. Desde entonces, van 17 duelos y multitud de historias.

Madrid
0
  • Inter de Milán - Real Madrid

    La final del Prater

    Inter de Milán y Real Madrid se ven las caras este miércoles 15 de septiembre, en el que será el 18º duelo entre ambos equipos. Una de las rivalidades más recurrentes del Viejo Continente. Se midieron por primera vez en la final de la Copa de Europa 1963-64, en el antiguo Prater de Viena, y aquel día el Madrid mordió el polvo: 3-1 a favor de los pupilos de Helenio Herrera. Sandro Mazzola, dos veces, y Milani, dejaron en inútil el solitario tanto de Felo. El Madrid de las cinco Copas seguidas, aún con Di Stéfano, Puskas y Gento en sus filas, perdía su segunda final; dos años antes cayó ante el Benfica de Eusebio en Ámsterdam.

    FOTO: DIARIO AS (DIARIO AS)

    1 / 13

  • Inter de Milán - Real Madrid

    El Inter se hizo grande

    Felo hizo así, de acrobático remate, el 2-1 para el Madrid. Antes, Mazzola y Milani habían anotado para el Inter, que con ese triunfo iniciaba su dominio de Europa de la mano de Helenio Herrera, que perfeccionó el estilo defensivo y contragolpeador que su homólogo del AC Milan, Nereo Rocco, había impuesto ya en San Siro. El equipo italiano contaba en sus filas con Luis Suárez, el único nacido en España que ha ganado el Balón de Oro (lo hizo en 1960, cuando aún militaba en el Barcelona. En la final de 1965 repetiría título ante el Benfica (1-0) en San Siro.

    FOTO: DIARIO AS (DIARIO AS)

    2 / 13

  • Inter de Milán - Real Madrid

    La última vez de La Saeta

    Aquella derrota en Viena supuso, además, el último partido de Alfredo di Stéfano con el Real Madrid. La Saeta había mantenido varios encontronazos con el técnico, Miguel Muñoz, y cuando este le entregó a Bernabéu su informe de la temporada 1963-64, con las bajas y las posiciones a reforzar, el nombre del hispano-argentino aparecía en el primer apartado. La comunicación de su salida dio lugar a una fuerte disputa entre Di Stéfano y Bernabéu, tanto que el primero no volvió a trabajar en el Madrid hasta el fallecimiento del segundo. Y en la propia final del Prater, Di Stéfano reprochó a Muñoz su planteamiento conservador y su obsesión con Fachetti. Tras once temporadas de blanco, se marchó al Espanyol.

    FOTO: DIARIO AS (DIARIO AS)

    3 / 13

  • Inter de Milán - Real Madrid

    Pirri para ir a por La Sexta

    Dos años después de la final de Viena, Madrid e Inter volvieron a encontrarse en las semifinales de la Copa de Europa, con los de Helenio Herrera buscando su tercera final seguida. Pero aquel Madrid Ye-yé, sólo con jugadores españoles, se cobró la venganza accediendo a la final de Heysel (Bruselas) gracias a su triunfo en la ida por 1-0, con gol de Pirri (en la imagen). En San Siro, Amancio conjuró el peligro en el 20’ y Fachetti igualó en el 78’, sin tiempo para darle la vuelta al marcador. Muñoz se vengaba ante Helenio Herrera y el Madrid se presentaba en la final ante el Partizán de Belgrado, al que superó por 2-1 para alzar la Sexta Copa de Europa, seis años después del último título blanco.

    FOTO: DIARIO AS (DIARIO AS)

    4 / 13

  • Inter de Milán - Real Madrid

    Volando hacia París

    El Inter devolvería el golpe en los cuartos de final de la Copa de Europa 1966-67, ganando tanto en el Bernabéu (0-2) como en San Siro (1-0), a lo que siguió un largo periodo de calma. Hicieron falta 14 años para que ambos equipos volviesen a cruzar sus caminos, en las semifinales de la Copa de Europa 1980-81. Y ahí los blancos volvieron a imponerse, como en 1966, ganando 2-0 en el Bernabéu y aguantando en Milán, donde cayeron 1-0. Como en la 1965-66, el Madrid apeaba al Inter y se metía en la final, aunque en esta ocasión el desenlace fue diferente: el equipo blanco cedió en el Parque de los Príncipes de París ante el Liverpool por 1-0.

    FOTO: DIARIO AS (DIARIO AS)

    5 / 13

  • Inter de Milán - Real Madrid

    Enemigos íntimos

    Real Madrid e Inter se han encontrado en distintos escenarios competitivos: once veces en la Copa de Europa, cuatro en la Copa de la UEFA y dos en la Recopa de Europa; de este último torneo es esta imagen, del cruce de cuartos de final que se llevó el Madrid, con empate a uno en San Siro y 2-1 en el Bernabéu, con goles de Salguero y Santillana. El balance de los 17 duelos entre ambos es de ocho victorias para el Madrid, siete para el Inter y dos empates. Contando eliminatorias, la igualdad es máxima: cinco victorias para cada uno. Pero libra por libra, el Madrid fue mejor: se impuso en cinco de los seis cruces a ida y vuelta que disputaron.

    FOTO: DIARIO AS (DIARIO AS)

    6 / 13

  • Inter de Milán - Real Madrid

    El Madrid de las remontadas

    En las temporadas 1984-85 y 1985-86, el Real Madrid se llevó dos Copas de la UEFA que, a la vista de sus rivales en las finales (Videoton y Colonia), no parecieron gran cosa; pero el camino hasta el título estuvo sembrado de obstáculos y en ambos casos apareció el Inter en semifinales. Fue en estos cruces, entre otros, en el que cuajó el Madrid de las remontadas, donde nació el espíritu de Juanito. En 1985, tras caer 2-0 en San Siro, el Madrid volteó la situación en la capital de España (3-0); en 1986, la derrota en Italia fue de 3-1, y en el Bernabéu la vuelta se fue a la prórroga, donde Santillana se elevó con dos goles (uno, el de esta imagen) para un 5-1 final.

    FOTO: DIARIO AS (DIARIO AS)

    7 / 13

  • Inter de Milán - Real Madrid

    Pesadilla Santillana

    Carlos Alonso González, conocido como Santillana en honor a su pueblo de nacimiento (Santillana del Mar, en Cantabria), merece un puesto especial en esta historia compartida entre Inter y Madrid. El equipo italiano sufrió a varios jugadores blancos durante los años 80: Juanito, Butragueño, Hugo Sánchez… Pero a ninguno como a Santillana, autor de seis goles en seis encuentros frente a los neriazzurri.

    FOTO: DIARIO AS (DIARIO AS)

    8 / 13

  • Inter de Milán - Real Madrid

    Baggio o el gol sin edad

    Nuevo apagón en la rivalidad Inter-Madrid de 12 años, hasta que quedaron ambos encuadrados en el mismo grupo de la Champions League 1998-99. La instancia no era demasiado emocionante, pero no en vano se veían el vigente campeón de la Liga de Campeones, el Madrid (se la ganó a la Juventus en Ámsterdam) y el de la Copa de la UEFA (3-0 del Inter a la Lazio en París). En el Bernabéu, el Madrid fue claramente superior, favorecido por la exhibición de Savio Bortolini, que entre otras cosas provocó la expulsión antes del descanso de Fresi y el penalti para que anotase Hierro el 1-0. Seedorf sentenció en la última jugada. En Milán, el Inter apretó mucho más, Ronaldo mejoró ostensiblemente y Zamorano marcó con fortuna; igualó Seedorf, de cabeza, y en el tramo final se elevó sobre el resto uno con el que nadie contaba: Roberto Baggio. A sus casi 32 años, el finísimo delantero italiano reventó el partido con dos goles en cuatro minutos.

    FOTO: STEFANO RELLANDINI (REUTERS)

    9 / 13

  • Inter de Milán - Real Madrid

    Galácticos al borde de un ataque de nervios

    La relación entre el Madrid y el Inter quedó marcada por lo que sucedió en el verano de 2002, cuando Ronaldo fue el mejor jugador del Mundial de Japón y Corea y, nada más levantar la Copa, hizo un guiño al Madrid: "Si me quiere, que llame. Pertenezco al Inter, deberíamos hablar los tres si el Madrid se decide a pujar por mí". Massimo Moratti, presidente del Inter, se negó desde el principio y Ronaldo se enrocó y permaneció en Brasil. Florentino y Moratti se vieron el 22 de agosto en las aguas cercanas a Formentera (Islas Baleares), en un encuentro entre yates en el que el italiano terminó reconociendo que la situación se había vuelto insostenible para el Inter, que empezó pidiendo 60 millones, pero bajó rápido la cantidad. El Madrid terminó pagando 45 millones de euros y el fichaje no se cerró hasta las 23:30 horas del 31 de agosto de 2022. La imagen de Florentino en las oficinas de un Bernabéu nocturno, tratando de que la operación entrase en plazo en la LFP, ya es icónica.

    FOTO: STEFANO RELLANDINI (REUTERS)

    10 / 13

  • Inter de Milán - Real Madrid

    La toma de San Siro

    El último precedente de encuentro entre ambos equipos data del curso pasado, en la fase de grupos de la Champions. El Madrid lo pasó mal para clasificarse para octavos, pero no sería por sus actuaciones ante el Inter: se impuso 3-2 en Valdebebas (goles de Benzema, Ramos y Rodrygo) y 0-2 en San Siro (Hazard de penalti y Rodrygo de nuevo). El equipo italiano, de hecho, hizo un ridículo importante: fue el cuarto de un grupo con el Madrid, el Borussia Mönchengladbach y el Shakhtar Donetsk. Aunque no hay mal que por bien no venga: liberarse de las competiciones europeas le dio alas para llevarse el Scudetto, el primero en once años.PUBLICADA 26/11/20 NA MA24 5COL

    FOTO: MIGUEL MEDINA (AFP)

    11 / 13

  •  Roberto Carlos, un preciado regalo

    Roberto Carlos, un preciado regalo

    El caso de Ronaldo fue el más sonado, pero no el único de trasvase de jugadores entre Inter y Madrid. Roberto Carlos, sin ir más lejos, llegó a España procedente de San Siro en 1996; no supieron ver en el Inter sus enormes cualidades como lateral atacante y su mala relación con Roy Hodgson tampoco ayudó; costó apenas 500 millones de pesetas, al cambio tres millones de euros. Del Madrid al Inter dieron el salto Solari y Figo, también Sneijder y Cambiasso. Otros, como Etoo, jugó en ambos clubes, pero en medio también en el Mallorca y el Barcelona. Seedord dejó el Madrid mediada la 1999-2000 para irse al Inter, cansado de los pitos del Bernabéu; se perdió ser parte del triunfo en París ante el Valencia para levantar La Octava. Y el último ejemplo es el de Achraf, por el que el Inter pagó 40 millones en el verano de 2020; fue vital para ganar la Serie A y este verano lo traspasó al PSG por 60. Operación redonda

    FOTO: Aubrey Washington - EMPICS (PA Images via Getty Images)

    12 / 13

  • Inter de Milán - Real Madrid

    Con la Undécima en el recuerdo

    Y San Siro, siempre San Siro. El estadio siempre fue una piedra en el zapato del Real Madrid, pero en los últimos tiempos eso se ha reconducido, hasta el límite de que una de las mayores alegrías blancas de la edad moderna tuvo lugar allí. El Madrid no pudo ganar en sus siete primeros intentos en el Giuseppe Meazza (cinco derrotas y dos empates), si bien casi siempre resolvió la papeleta en la vuelta. Pero en 2016 levantó allí la Undécima Champions atrás un maratoniano duelo ante el Atleti que se resolvió en los penaltis; Juanfran falló, Cristiano marcó. Y el año pasado, se impuso por 0-2 con enorme solvencia, borrando al Inter del mapa.

    FOTO: Stefano Rellandini (REUTERS)

    13 / 13

Webs de PRISA

cerrar ventana

© DIARIO AS, S.L.