REAL MADRID

Alaba: "No quise provocar a nadie besando el escudo del Madrid"

El defensa austriaco del Real Madrid explica que no quiso ofender al Bayern en su presentación y que su relación con Rummenigge no se enturbió a pesar de rechazar su renovación.

0
Alaba, en su presentación con el Madrid.
Real Madrid CF.

La Champions comienza y Alaba la afronta con su nueva camiseta. En Alemania su presentación de blanco se tomó como una provocación al aparecer besando el escudo después de rechazar una millonaria oferta para renovar. Al final se marchó gratis, pero el jugador ha explicado en una entrevista en SportBild que en su intención nunca ha estado provocar a su exafición ni al club."Para mí fue un día emocionante y muy emotivo. Estaba feliz de haber llegado por fin. Quería mostrar lo feliz que estaba de poder afrontar un nuevo reto. No quería provocar a nadie besando el escudo del Real, y menos al Bayern y a los aficionados. Pasé 13 años increíblemente maravillosos allí, que fueron muy emotivos, muy positivos. Pude desarrollarme como persona y como jugador, los aficionados siempre me apoyaron, nunca lo olvidaré. Siempre respetaré y querré al club. Ninguna acción cambiará eso".

Alaba recogió el número de Ramos y también explica por qué se quedó con ese dorsal. "El número 27 (el que llevaba en el Bayern) no es posible en la liga española, el club quería que llevara el número 4. Sergio Ramos es una leyenda absoluta. Sus actuaciones dentro y fuera del terreno de juego lo convierten en un modelo a seguir para muchos. Pero yo soy David Alaba, no quiero que me comparen con otros, quiero escribir mi propia historia en el Real Madrid. Lo importante es el rendimiento en el terreno de juego, sin importar el número", señala.

Alaba no quiso entrar al trapo sobre las declaraciones de Hoeness y Rummenigge. El primero llamó a su agente "piraña" y el segundo llegó a afirmar que 19,5 millones no eran suficientes para él. "Tuve y sigo teniendo una muy buena relación con el Rummenigge. Cuando decidí dejar el Bayern y asumir un nuevo reto, le dije que lo hacía para desarrollarme como deportista y como persona. Quería hacer algo nuevo. Se lo dije a Rummenigge, que lo entendió y me deseó lo mejor. Tuve una despedida muy bonita, estuvimos todos juntos en el Allianz Arena después del último partido. Estoy muy agradecido al Bayern, no sólo en mi carrera sino en mi vida", afirma.

Alaba se ha reencontrado con Kroos y con Ancelotti en el Madrid, dos ventajas para él. "Sonreímos cuando nos encontramos en el vestuario por primera vez. Toni me ayudó mucho, sobre todo al principio, fue un factor importante para mí cuando me estaba adaptando. Su esposa también fue una gran ayuda para Shalimar (la pareja de Alaba), eso ha sido realmente bonito", dice sobre Kroos. "Carlo Ancelotti y yo ya teníamos una gran relación en el Bayern. Estoy muy contento de poder volver a trabajar con él, como persona es muy honesto, y como entrenador aporta una cantidad increíble de experiencia y éxitos. Fue curioso que Carlo me saludara en alemán. Dijo: "David, ¿cómo estás?" Así que algo le quedó de su tiempo en Alemania (risas). Pero después hablamos en inglés", relata.

Alaba destaca algún cambio que le ha sorprendido con respecto al Bayern. Por ejemplo, las prestaciones de la ciudad deportiva del Real Madrid. "El campo de entrenamiento de la ciudad del Real Madrid es realmente grande. Todos los jugadores tienen su propia habitación en ella. Entre las sesiones de entrenamiento, tienes un sitio en el que puedes descansar. Durante la pretemporada, también me quedé allí de vez en cuando. Eso es bastante casual", destaca.