CÁDIZ

Los penaltis, la tarea pendiente del Cádiz

El cuadro amarillo ha cometido tres en cuatro jornadas. El último, ante la Real, le costó la segunda amonestación a Cala. La pasada campaña cometieron 10.

0
El árbitro del partido le enseña la tarjeta amarilla a Juan Cala, jugador del Cádiz CF.
ALVARO RIVERO DIARIO AS

La derrota del Cádiz ayer ante la Real Sociedad por 0-2 dejó varias conclusiones sobre la mesa que han de mejorar cuanto antes. Una de ellas, que se arrastra desde la pasada temporada, es la de los penaltis. El conjunto amarillo va dando pasos agigantados para superar la pésima cifra de la anterior campaña, cuando realizaron un total de 10 penaltis. Esta temporada, en tan solo cuatro jornadas, ya llevan tres penaltis realizados. La pena máxima sigue castigando a los amarillos y desde la 2020-21 se busca solución.

Tan solo se han disputado cuatro jornadas de la temporada 2021-22 y los amarillos ya han realizado tres penaltis. Dos por mano en el área ante Osasuna (Carlos Akapo y Juan Cala) y uno ayer ante la Real Sociedad por una falta de Juan Cala sobre Sorloth en el minuto 82 cuando el jugador de Imanol se quedaba solo ante Conan Ledesma. En este caso, la entrada también supuso la segunda amonestación y, por tanto, el central vio la tarjeta roja. Esta cifra de tres penas máximas en cuatro jornadas lidera la tabla de penaltis realizados hasta el momento. Liderato que comparte con el Rayo Vallecano, que también lleva tres penaltis en contra.

Cierto es que el Cádiz juega cerrado atrás y que el rival pasa mucho tiempo rondando el área, por lo que hay más posibilidades de que los jugadores cadistas acaben cometiendo un error que desemboque en la pena máxima. Pero el problema, lejos de encontrar solución la temporada pasada, va a peor. La solidez defensiva también atraviesa un momento complicado en este inicio de competición. El Cádiz no se encuentra con su mejor versión y hasta ejecutar los mismos planes que el pasado año le está costando trabajo pese a que el equipo titular apenas ha sufrido modificaciones.

El propio Álvaro Cervera reconoció ayer en la rueda de prensa post partido que la situación actual le genera inquietud. "Me preocupa el equipo defensivamente porque aunque hayan marcado en el minuto 70, lo han podido hacer mucho antes. Me preocupa la parcela defensiva porque todos los equipos nos dominan con una facilidad tremenda y nosotros cada vez robamos menos balones y salimos menos. Ahora, como no robamos hasta que ellos la pierden, las contras son inexistentes. Apenas llegamos a la portería contraria".

Y es que la Liga ya ha empezado y aunque Cervera confía en que las nuevas incorporaciones poco a poco vayan mejorando su nivel y aporten más al equipo, la realidad es que se están quedando puntos por el camino que han sido perdidos por el Cádiz en partidos que parecían ganados y controlados. Van cuatro jornadas y tan solo suman dos puntos. Las cosas empiezan a complicarse y el tiempo de reacción se va reduciendo. Ahora afrontan dos partidos ante rivales complicados, primero visitan al Celta en Balaídos el viernes y, después, el jueves 23 de septiembre reciben en el Nuevo Mirandilla al Barça.

El equipo amarillo debe mejorar defensivamente cuanto antes para minimizar los errores que llevan al rival a adelantarse en el marcador con facilidad. Los penaltis siguen siendo la tarea pendiente de este Cádiz.