REAL VALLADOLID 0 - TENERIFE 2

Pacheta: "El equipo pierde mucha confianza en cuanto recibe un golpe"

El técnico del Real Valladolid reconoce lo afectado que se encuentra el equipo después de perder contra el Tenerife en Zorrilla.

Valladolid
0
Pacheta: "El equipo pierde mucha confianza en cuanto recibe un golpe"
PHOTOGENIC/PABLO REQUEJO DIARIO AS

El Real Valladolid encadenó su segunda derrota en apenas siete días, que disolvió las sensaciones mejorables pero buenas de las primeras jornadas. El técnico, José Rojo Pacheta, reconoció los problemas de confianza que padecen sus jugadores, vistos desde que recibieron el primer gol del Tenerife y a la postre decisivos para cuajar otro mal encuentro en Zorrilla.

Consideró la derrota en Burgos un accidente. ¿Le preocupa más esta?

Es una derrota muy dolorosa. Estamos en un momento en el que el equipo pierde mucha confianza en cuanto recibe un golpe. El rival nos ha castigado en la primera. Hemos seguido empujando y cuando mejor estábamos nos metieron el segundo. Eso nos ha hecho daño, pero aun así creo que en el primer tiempo hemos tenido suficientes situaciones como para haber hecho un gol. En la primera parte parece que llegamos más y en la segunda, que metimos un delantero más, llegamos menos; hemos estado más trabados, no tan limpios. Vamos a buscar soluciones y las vamos a encontrar. Estamos en un momento jodido, con dos derrotas seguidas, pero vamos a seguir en la misma línea, aunque va a haber cambios, porque esto obliga a ello.

¿No le parece extraño la falta de confianza?

Cuando nos meten gol hay un momento en el que no la damos ni el uno al otro. Cuando eso te falta, no corres junto. No podemos estar reclamando algo y no correr. Así, la bola se va haciendo más grande y corres mal. Es curioso, porque hace 15 días estábamos bien, hicimos un buen partido en Lugo, serio, bien plantado... Tenemos que mejorar esto. Vamos a volver a cambiarlo. Eso se coge siendo sólidos, y a partir de ahí, ir empujando. Volveremos el Real Valladolid que nos gusta a todos, ese que jugó en Lugo. Tenemos que aceptar que podemos empezar perdiendo y eso no tiene que alborotarnos.

¿No ha tenido la sensación de que el equipo se ha juntado demasiado arriba?

Tenemos tres centrales, dos laterales que están altos y el mediocentro equilibrando. Hasta ahora prácticamente no nos habían cogido en contras, cuando hacemos prácticamente lo mismo: cuatro equilibrando y seis yendo al ataque. Ahora tenéis razón en cualquier tipo de análisis que hagáis, porque estamos encajando goles y cuando tenemos el momento bueno no la metemos. Aun así, creo que hemos hecho un primer tiempo como para haber hecho gol; no digo para ganar, pero si la fortuna nos hubiese sonreído habría cambiado la dinámica del partido de remar contra corriente. Tenemos que volver al estado de hacer las cosas bien.

¿Le genera el partido dudas con el sistema?

Lo primero que tenemos que hacer es la consistencia defensiva para volver a coger la confianza. El debate del sistema yo no lo voy a abrir. Vuelvo a repetir: se han ganado Mundiales con este dibujo y este equipo sufrió mucho el año pasado jugando con dos centrales. Ahora no estamos siendo sólidos y hay que buscar soluciones.

No obstante, ha faltado equilibrio...

Todo lo que digáis es verdad. Nosotros con esta misma formación hemos hecho grandes partidos. Cuando se pierde esa fluidez se vuelve todo un caos. No podemos convertir esto en lo que ha sido este partido o en lo que fue en Burgos. Tenemos que ser mucho más sólidos, más fuertes, y eso es lo que nos está faltando. Por eso nos cogen en transiciones y en estos dos partidos nos han hecho mil; no las estamos parando, no estamos acabando las jugadas y cuando no las acabamos o cogemos las segundas jugadas nos hacen correr.

¿Cómo ha visto al equipo en las diferentes pausas?

Este equipo ha sufrido mucho; llevan dos años sufriendo mucho todos estos jugadores, y son sensibles con toda esta situación, por eso les angustia. Les afecta y están jodidos. Tenemos que intentar que vuelvan a adquirir la confianza en el juego y en el de al lado, esa fluidez que teníamos con el balón que hemos tenido en ciertos momentos del primer tiempo, en el que hemos estado muy cerca del gol. Es verdad que nos está faltando eso, creer en todos, pero eso se recupera enseguida, cuando aparezca ese partido que te vuelva a disparar.

Sobre todo en la última, la afición les pitó.

A la afición le digo que lo sentimos en el alma. Tenemos que volver a engancharnos con nuestro público, que es soberano. Tenemos que convertir esta sensación en positiva. Está en nuestras manos y yo soy el máximo responsable. Estamos en la quinta jornada, cuando llevemos 30 ya veremos.

¿Qué le ha pasado a Olaza y El Yamiq?

Olaza ha tenido calambres por delante y por detrás; ha tenido un golpe durante la semana y quizás ha ido pisando mal. El Yamiq tiene una lesión en los isquitibiales o en el semitendinoso de la que no sabemos el alcance todavía.