KOSOVO 0 - ESPAÑA 2 (MUNDIAL 2022)

1x1 de España: luces y sombras; de Unai Simón, Fornals y Ferran a Iñigo Martínez y Laporte

La Selección cumplió con su obligación de ganar en Kosovo, pero dejó dudas en la fase defensiva concediendo muchas ocasiones a los balcánicos que solventó el portero del Athletic.

0
1x1 de España: luces y sombras; de Unai Simón, Fornals y Ferran a Iñigo Martínez y Laporte
Pablo Garcia RFEF

Así fue la actuación de los jugadores la Selección ante Kosovo:

Unai Simón: Muy atento a las llegadas de los kosovares, solventó un mano a mano con calidad en la primera parte. Y en el minuto 80 evitó el 1-1 con otra buena intervención despejando el balón a córner el tiro de Bytyqi.

Marcos Llorente: Volvió a jugar de lateral derecho. Se incrustaba de interior en la fase ofensiva, haciendo un triángulo con Ferran y con Koke. Siempre que pisa área, crea peligro. En el minuto 59, cuando Luis Enrique dio entrada a Azpilicueta, pasó a jugar de interior, en su sitio. Fue cambiado en el minuto 86 por Mikel Merino.

Laporte: Jugó de central derecho y tenía que estar atento a las prolongaciones de los kosovares, que lanzaban sobre el central izquierdo, en este caso, Iñigo Martínez. Se le escapó varias veces Rashica.

Iñigo Martínez: Debía disputar los lanzamientos en largo de Kosovo, su principal baza ofensiva y perdió varios duelos. De otro despiste suyo, llegó la ocasión más clara kosovar que desperdició Muriqi solo ante Unai Simón.

Reguilón: Llevaba diez meses sin ser llamado por Luis Enrique y se integró rápido a la dinámica de la Selección. Bien en fase defensiva y en fase ofensiva. Se le nota más maduro tras su primera temporada en la Premier League. Fue sustituido en el minuto 86 por Albiol.

Busquets: Controló, llevó el ritmo del juego e intentó estar atento a las transiciones defensivas, en las que España volvió a fallar, pero en esta ocasión no por culpa del capitán.

Carlos Soler: Dio dinamismo y verticalidad al juego y se asoció bien con Fornals y Reguilón en la izquierda. Cuando se metía para dentro también creaba peligro. Fue sustituido por Azpilicueta en el minuto 59.

Koke: Volvió a ser el pulmón del centro del campo corriendo por él y por sus compañeros. Dio continuidad al juego y llegó al área buscando el gol.

Ferran: Buscó el uno contra uno para romper la defensa de Kosovo y también intentó entrar en paredes con Koke y Marcos Llorente. Acaba jugando de nueve, desde el minuto 71, cuando salió Sarabia por Morata. Remató bien de cabeza un centro de Adama, pero la paró el portero kosovar. Y al final demostró su oportunismo y logró el premio del gol haciendo el 0-2.

Morata: En su línea. Se movió bien, como demanda el sistema de Luis Enrique. Participó en el gol de Fornals, con un buen centro y probó a tirar desde fuera del área buscando el gol. Fue sustituido en el minuto 71 por Sarabia.

Fornals: Sorprendió su titularidad por delante de Sarabia, el extremo del West Ham aprovechó la oportunidad con un buen tras un movimiento de mucha calidad y un zurdazo al palo del portero. Fue sustituido por Adama en el minuto 59.

Sustituciones

Azpilicueta: Salió por Carlos Soler en el minuto 59. Ocupó el lateral derecho, subiendo a Marcos Llorente de interior. Cumplió como siempre cumple.

Adama Traoré: Entró por Fornals en el minuto 59. Entró como extremo izquierdo, jugando a pierna cambiada y acabó de extremo derecho sacando algún centro bueno.

Pablo Sarabia: Sustituyó a en el minuto 71 por Morata. Se movió siempre con inteligencia buscando los espacios de las zonas que te llevan al gol.

Mikel Merino: Salió por Marcos Llorrente en el minuto 86. Dio consistencia al centro del campo y no permitió ni una contra kosovar.

Raúl Albiol: Entró por Reguilón en el minuto 86. Jugó de central derecho, desplazando a Laporte a central izquierdo y a Iñigo de lateral izquierdo. Desde que salió no hubo apenas ningún ataque de Kosovo. Un seguro de vida.

Seleccionador

Luis Enrique: Volvió a sorprender con la alienación al poner a Marcos Llorente de lateral derecho. El equipo ya no realiza la presión a la zona de iniciación del rival como la hacía en la Eurocopa y sufre mucho con el fútbol directo, porque no controla los lanzamientos en largo del adversario. Eso le pasó ante Kosovo, que dio la sensación de poder marcar en cualquier momento. Acabó jugando con cuatro centrales en la línea de cuatro atrás (Azpilicueta, Albiol, Laporte e Iñigo Martínez). Cumplió el objetivo de ganar en Pristina, pero tiene trabajo para mejorar la fase defensiva de la Selección que deja mucho que desear.