GIRONA

Los laterales, un dolor de cabeza para Míchel

Con Juncà de baja un mes, solo Jairo puede actuar por la izquierda mientras que en la derecha solo cuenta con Calavera

0
Los laterales, un dolor de cabeza para Míchel
Girona FC

Si hay una posición delicada en el Girona esa es la de lateral pues, en la configuración de la plantilla, es una de las posiciones que menos se reforzó. Pero es que además Míchel ha perdido a Juncà por un mes, sufre una lesión en el recto femoral de su pierna derecha, por lo que la situación es muy delicada. Tanto en la izquierda como en la derecha.

Ante el Málaga el lateral zurdo titular será Jairo, que no es un especialista pero sí un jugador que puede adaptarse perfectamente a esta posición. Lo hizo puntualmente en etapas anteriores en el Girona y también en el Cádiz, donde jugó la última campaña. Pese a ser un extremo, ha demostrado que tiene capacidad defensiva y, obviamente, desborde y centro. El problema es que no tiene ningún sustituto. Si Jairo se lesiona o es sancionado Míchel tendrá solo dos opciones: o mirar al Girona B o ‘inventar’ una solución de urgencia recolocando a algún futbolista en esa posición. Sin Mojica, Franquesa o Aday en la plantilla, a la que hay una baja en la banda izquierda se encienden ya todas las alarmas.

Y en el lado derecho las cosas no mejoran. Solo hay un lateral puro y duro, Jordi Calavera, que no ha sido por el momento el titular indiscutible en esta posición. Míchel ha utilizado también a Arnau, un central, que sin embargo ha demostrado que puede desenvolverse bien en el lateral. Tanto, que nadie descarta que el joven futbolista, que este fin de semana debutó con la Sub-19, se acabe haciendo con el puesto de titular. Sin embargo, cada vez que haya ventana de selecciones no estará, a priori, disponible. Sí para jugar ante el Málaga, aunque con más cansancio que el resto de sus compañeros.

Esta situación en los laterales no es ni la que Míchel ni el club querrían. El técnico madrileño pidió en público y en privado a un lateral más, pero los esfuerzos de la dirección deportiva no fructificaron. El plan era traer de vuelta a Yan Couto, un futbolista con un buen rendimiento el curso pasado y un futuro espléndido, pero la operación no pudo cerrarse. También cupo la posibilidad de traer a Aday, todavía sin equipo por lo que podría firmar, que es un jugador sumamente versátil capaz de jugar de lateral en las dos bandas. Sin embargo, tampoco se cerró dicha operació.