SPORTING

Cuéllar vuelve al vestuario del Sporting después de cuatro años

Ya es oficial la incorporación del portero emeritense de 37 años, que ha firmado un contrato por dos temporadas en esta segunda etapa en el club rojiblanco.

0
Cuéllar vuelve al vestuario del Sporting después de cuatro años
PACO PAREDES DIARIO AS

El día de San Fermín de 2017 se despidió del sportinguismo en la sala de prensa de El Molinón, después de nueve temporadas en la entidad rojiblanca. Cuatro años y casi dos meses después, Iván Cuéllar volverá a Mareo y después pisará de nuevo el estadio rojiblanco para ser presentado de nuevo como jugador del Sporting, que ha hecho oficial su contratación por dos temporadas.

"Se me va a hacer difícil levantarme por la mañana y no ir a Mareo", dijo Cuéllar entre lágrimas aquel 7 de julio, muy triste para él después de acordar su salida del club por un "motivo estrictamente profesional", insistió varias veces en su comparecencia pública. El Sporting acababa de descender de nuevo a Segunda y el portero deseaba mantenerse en la elite del fútbol español, circunstancia que de paso permitiría al club gijonés librarse de uno de los salarios más importantes de la plantilla.

La vida da muchas vueltas y este lunes amanecerá de forma distinta en su casa de Gijón, donde Cuéllar ha echado raíces. Volverá a levantarse para ir a Mareo y vestirse de corto de nuevo para reencontrarse con Diego Mariño --con quien aparece en la foto en 2017-- en una dura competencia en la portería. Después del primer entrenamiento, del reencuentro con nuevos y viejos compañeros (Mariño, Babin y Pablo Pérez), llegará la presentación en El Molinón.

"En ningún sitio he estado mejor que aquí. Lo tengo muy claro", declaró en aquella rueda de prensa de despedida. Su regreso así lo confirma. Iván Cuéllar ha cumplido a sus 37 años el deseo que manifestó públicamente en varias entrevistas después de dejar el Leganés, su equipo en estos cuatro años, y volverá para ser importante sobre todo en el vestuario.

Cuéllar cumplirá su segunda etapa en el Sporting y llega con el sueño de volver a celebrar un ascenso a Primera División. Lo cierto es que el extremeño vivió dos ascensos del Sporting. Léase bien, es decir, vivió y no consiguió porque el logro fue uno, evidentemente. Pero el primero le tocó muy de cerca porque fue aquel del equipo de Manolo Preciado que se consumó con el triunfo sobre el Eibar por 2-0 en la última jornada de liga; Cuéllar era portero del Eibar y disfrutó de la fiesta de El Molinón desde el banquillo sabiendo que ésa iba a ser su casa a la temporada siguiente.

El Sporting fue su casa durante nada menos que nueve temporadas, en las que acumuló 211 partidos, todos ellos como titular. Preciado, Tejada, Clemente, Manolo, Sandoval, Abelardo y Rubi fueron sus entrenadores. Ahora regresa con David Gallego como timonel sportinguista y con el mismo objetivo. "Ojalá dentro de muy poco volvamos a ver a nuestro Sporting en Primera División, porque es lo que deseamos todos", dijo en aquella última rueda de prensa en 2017.