REAL MADRID

El gran once de traspasados por el Real Madrid desde 2017

El Madrid ha tenido que transformarse en un club vendedor para poder financiar el fichaje de Mbappé. Desde 2017 ha obtenido 462,5 millones de euros en las ventas de once futbolistas.

0

El Real Madrid ha tenido que abandonar su imagen de equipo tradicionalmente comprador, para transformarse en un club vendedor y así poder financiar la operación Mbappé. Las salidas de Odegaard y Varane han evidenciado que en las oficinas de Valdebebas los gastos han estado más controlados que nunca. Esta tendencia se ha ido incrementando poco a poco en los últimos años. Tanto es así, que desde el verano de 2017, la entidad madridista ha obtenido 462 millones de euros en las ventas de once futbolistas. Desde Cristiano Ronaldo a Odegaard se ha formado un increíble once de futbolistas que abandonaron la disciplina blanca.

Morata (80 millones)

El delantero español comenzó en la cantera del Real Madrid. En ella permaneció hasta 2013, cuando dio el salto al primer equipo. En su primera etapa como jugador blanco disputó 52 encuentros y anotó 11 goles. Después de jugar la final de la Champions 2014 en Lisboa frente al Atlético de Madrid, decidió salir cedido a la Juventus en busca de minutos. Tras permanecer en la Juventus dos temporadas, Morata regresó al Real Madrid. Con Zidane fue el suplente de Benzema y levantó la Champions en 2017 ante sus ex compañeros. Ese mismo verano volvió a salir del conjunto blanco, esta vez de manera definitiva. El Chelsea pagó 80 millones de euros para hacerse con los servicios del atacante. No duró mucho tiempo en Londres y en en mercado invernal de la campaña 2018-2019 volvió a Madrid, ahora para jugar en el Atlético de Madrid. Sin embargo, no cuajó en el equipo de Simeone y en 2020 regresó a la Juventus.

Mario Hermoso (12,5 millones)

El defensa central ingresó en cantera madridista en 2006, con solo 11 años. Después de recorrer todas las categorías inferiores en el club blanco, en 2012 debutó con el Madrid en un partido amistoso frente al Millonarios de Bogotá. En el verano de 2015 salió cedido al Valladolid y al curso siguiente volvió a Madrid, para jugar en el Castilla. Sin embargo, nunca llegó a formar parte del primer equipo y en la temporada 2017-2018 fichó por el Espanyol. Pero fue su venta al Atlético de Madrid en 2019, cuando las arcas blancas ingresaron dinero por el futbolista madrileño. El club rojiblanco abonó 25 millones de euros al club perico, de los cuales 12,5 millones de euros fueron para el Real Madrid, ya que tenía el 50% de sus derechos.

Cristiano Ronaldo (100 millones)

El futbolista portugués fue traspasado al Real Madrid en el verano de 2009 a cambio de 94 millones de euros procedente del Manchester United. Después de anotar 450 goles en 438 partidos y convertirse en el máximo goleador de la historia del Madrid decidió cambiar de equipo. En el verano de 2018 fichó por la Juventus. El luso fue traspasado a cambio de 100 millones de euros y puso punto final a su aventura de nueve años con el Real Madrid, donde logró 2 Ligas, 2 Copa del Rey, 2 Supercopas de España, 4 Champions, 3 Supercopas de Europa, 3 Mundial de Clubes y 4 Balones de Oro. Además, se convirtió en la mayor venta de la historia del club blanco.

Keylor Navas (15 millones)

El costarricense abandonó la disciplina blanca en el verano de 2019. Después de una temporada a la sombra de Thibaut Courtois, el arquero tico aceptó salir del Madrid rumbo al PSG. El traspaso fue anecdótico, ya que después de 17 temporadas como presidente del Madrid, Florentino Pérez consiguió sacar beneficio por la venta de un portero. El equipo parisino depositó 15 millones en las arcas del Real Madrid. En la misma operación se acordó también la cesión de Alphonse Areola.

Mateo Kovacic (45 millones)

El club blanco fichó a Kovacic del Inter en el verano de 2015 a cambio de 30 millones de euros y tras cuatro temporadas lo vendió al Chelsea por 45. El futbolista croata decidió salir del Santiago Bernabéu después de ganar tres Champions de manera consecutiva. El mediocentro tenía claro que ya había logrado todo lo que podía ganar en el Madrid y se marchó en busca de más minutos. Durante la temporada 2018-2019 ya estuvo cedido en el equipo inglés y a su retorno a Madrid, Kovacic no dudó ni un instante en pedir su salida del Real Madrid con destino Londres.

Marcos Llorente (30 millones)

El centrocampista español fichó por el Atlético de Madrid en el verano de 2019 a cambio de 30 millones de euros. El canterano estuvo cedido en el Alavés durante la temporada 2016-2017 y tras realizar una gran campaña en el equipo vasco, el Madrid no dudó en contar con él para la temporada siguiente. Sin embargo, tuvo que esperar hasta la llegada de Santiago Solari al banquillo madridista en 2018 para poder disfrutar de minutos. Con el técnico argentino, el madrileño realizó buenas actuaciones y llegó a ser elegido MVP en la final del Mundial de Clubes 2018. A pesar de ello, el retorno de Zidane al Madrid le dejó sin minutos. Y a sabiendas de que no iba a disputar muchos minutos con el entrenador francés accedió a salir y vestir la camiseta rojiblanca.

Theo Hernández (20 millones)

El futbolista francés decidió cambiar de aires en el verano de 2019. El Milan pagó 20 millones al Real Madrid para hacerse con los servicios del lateral izquierdo. Theo disputó la temporada 2018-2019 en la Real Sociedad en calidad de cedido y a su vuelta a Madrid, Zidane le comunicó que no contaba con él para esa campaña, por lo que el defensa decidió salir en busca de más minutos.

Achraf Hakimi (40 millones)

El defensa marroquí ingresó en 2006 en la cantera madridista y vistió la camiseta del primer equipo durante la temporada 2017-2018. Permaneció cedido en el Borussia Dortmund durante dos temporadas y, tras deslumbrar como carrilero derecho en Alemania, volvió a la capital española para jugar en el Madrid. Sin embargo, Achraf no estaba convencido de que pudiera ser titular con Zidane y pidió a Florentino Pérez salir. El Inter de Milán se interesó por el lateral y se cerró el acuerdo entre ambos clubes a cambio de 40 millones de euros. Este verano ha vuelto a cambiar de aires y su venta al PSG a cambio de 60 millones ha dejado más dinero en las arcas del Real Madrid.

Sergio Reguilón (30 millones)

El conjunto blanco y el Tottenham cerraron el traspaso de Reguilón a cambio de 30 millones de euros. El canterano blanco regresó al Madrid tras su cesión en el Sevilla durante la temporada 2019-2020, pero acabó abandonando el Real Madrid ese mismo verano en busca de minutos, dado que Zidane le cerró las puertas del equipo. El técnico francés decidió apostar por Marcelo y Mendy para el lateral zurdo, por lo que defensa se tuvo que marchar a la Premier League junto a José Mourinho para seguir creciendo como futbolista.

Raphael Varane (50 millones)

La venta del francés al Manchester United por 50 millones de euros este verano ha supuesto la cuarta venta más cara de la historia del club blanco, con el mérito añadido de la difícil situación que atraviesa el mercado futbolístico a consecuencia de la pandemia. Varane, actual campeón del mundo con Francia, llegó al Madrid con 17 años y tras 11 temporadas en el Santiago Bernabéu, en las que ha ganado cuatro Champions (tres de ellas como titular), decidió comenzar una nueva etapa.

Martin Odegaard (40 millones)

El noruego fue una fuerte apuesta del club blanco hace seis años, cuando el Madrid se hizo con el nórdico pagando 2,3 millones de euros y le puso un sueldo de minigaláctico (3,5M€ brutos anuales). Odegaard regresó en julio de su cesión en el Arsenal y tras comprobar durante la pretemporada que Carlo Ancelotti no le garantizaba los minutos que quería, decidió salir del club blanco. Esta mañana se ha hecho oficial su marcha al Arsenal a cambio de 40 millones de euros.