FÚTBOL FEMENINO

El Rayo Vallecano regulariza a su equipo femenino: los contratos, firmados este viernes

El club madrileño ha emitido un comunicado en el que informa de que todas las jugadoras han firmado sus contratos y fueron dadas de alta este viernes.

0
El Rayo Vallecano regulariza a su equipo femenino: los contratos, firmados este viernes

El Rayo femenino vuelve a la normalidad. O al menos así lo ha comunicado el club mediante un comunicado en el que señala que las jugadoras ya tienen contratos y fueron dadas de alta en la Seguridad Social con fecha de ayer, 20 de agosto de 2021. Esto sucede días después de que la plantilla femenina decidiera plantarse sin entrenar para reclamar la firma de sus contratos, puesto que estaban desarrollando la pretemporada sin estar dadas de alta en la Seguridad Social.

"La relación laboral de RVM con las jugadoras del RVF se inició ayer, 20 de agosto de 2021, previa celebración y conclusión de las correspondientes negociaciones", indicó la entidad madrileña. Desde el Rayo señalan que "la indeseable polémica" que se ha generado en torno al equipo femenino se debe "a la declarada voluntad del RVM de no ceder a ningún tipo de presión". Con esto, desde el club franjirrojo "ruega a la AFE que no se deje llevar por la declarada enemistad que tiene su presidente David Aganzo con el RVM con motivo del despido que este último le realizó en su día".

Cabe recordar que el sindicato ha respaldado a las jugadoras en sus protestas y dio una rueda de prensa junto a ellas en la que explicó la denuncia formulada contra el Rayo por la situación irregular en la que estas se encontraban. "AFE ha denunciado en una inspección de trabajo al Rayo Vallecano por no dar de alta en la seguridad social a las futbolistas y por las desigualdades en las condiciones laborales con respecto a sus compañeros del primer equipo masculino", explicó David Aganzo, presidente de AFE, en la rueda de prensa celebrada este jueves en Madrid.

A esto, el Rayo Vallecano ha respondido: "El RVM jamás ha practicado trato discriminatorio con las jugadoras del RVF". Y añadió: "El RVM quiere manifestar, ante las distintas insinuaciones que ha habido, que su voluntad ha sido intentar ajustar el presupuesto de ingresos y gastos de la división de fútbol femenino para que esta sea sostenible y no sostenida"

"Son profesionales, se dedican plenamente al fútbol y son trabajadoras. No podemos entender la gestión del Rayo. La situación es insostenible y viene de años atrás", explicó Aganzo. Al presidente de AFE se sumaron las capitanas del Rayo Vallecano, Pilar García y Paula Andújar, que confesaron estar "mal" ante dicha situación. "Pedimos a Presa que nos tenga en consideración y nos escuche", destacaron. Sus peticiones parecen haberse cumplido tras semanas de incertidumbre.

Las capitanas del primer equipo femenino se reunieron ese mismo jueves con el presidente del Rayo Vallecano, Raúl Martín Presa, y empezaron a negociar los contratos, según pudo saber AS. Con ello, se empezó a regularizar la situación de un equipo que ya puede volver al trabajo con normalidad.

El conjunto franjirrojo seguirá preparando la temporada de la Primera Iberdrola, tal y como ya estaban haciendo desde principios de agosto. El inicio de Liga está previsto para el 4 de septiembre. Por lo pronto, el Rayo Vallecano anunció ayer la contratación de Carla Bautista, María Bores, Laia Balleste, Leles Carrión , Pauleta Sancho y Yohana Gómez. Son los primeras seis fichajes del equipo rayista para la temporada 2021-2022.

Comunicado del Rayo Vallecano

Vistas las noticias publicadas acerca del Rayo Vallecano Femenino (en adelante RVF) en estos últimos días y las afirmaciones realizadas sobre el mismo, muchas de ellas inciertas, el Rayo Vallecano (en adelante RVM) hace pública su posición:

La relación laboral de RVM con las jugadoras del RVF se inició ayer, 20 de agosto de 2021,previa celebración y conclusión de las correspondientes negociaciones.

Todas las jugadoras que ayer iniciaron su relación laboral están dadas de alta desde ayer mismo en el sistema de la Seguridad Social, como no puede ser de otra manera.

El RVM afirma que todo su personal, con independencia de su sexo, con el que mantiene una relación laboral, tiene contrato laboral conforme a la legalidad y está dado de alta en la sistema de la Seguridad Social.

La indeseable polémica, difundida estos días, se ha producido debido a la declarada voluntad del RVM de no ceder a ningún tipo de presión, venga de donde venga, para celebrar unos contratos, que se nos querían imponer al órgano de gobierno actual del RVM sin negociación, los cuales suponían, respecto de la temporada precedente, unos incrementos en la media de retribuciones por encima del 35 %, mientras todos los ingresos tanto de televisión, como de espónsores, como de aportaciones de los distintos organismos se han visto drásticamente reducidos para esta temporada que va a comenzar debido a la aún no profesionalización de la Liga Femenina, y todo ello pese al anuncio del pasado 25 de marzo, hecho por la anterior presidenta del CSD, de que para esta temporada la Primera División Femenina sería profesional.

Por estos motivos y debido a la emergencia de la situación, el RVM ha realizado la negociación y celebración de los contratos disponiendo de sus fondos propios para no mermar las expectativas generadas en varias jugadoras por la drástica falta de ingresos generada ante la incomprensible situación de que todavía no esté aprobada la liga profesional.

Ante las falsas insinuaciones sobre lo acontecido la temporada pasada en el equipo femenino, el RVM quiere recordar que el motivo por el cual las jugadoras empezaron más tarde que el resto de los equipos fue debido a un ejercicio de responsabilidad para la protección de la salud de nuestras jugadoras y por ende de sus convivientes y resto de población, de no permitir que se iniciase la pretemporada hasta que no existiese un protocolo sanitario para empezar de forma segura. Este protocolo fue el "Protocolo de actuación para la vuelta de las competiciones oficiales de ámbito estatal y carácter no profesional de 2020/2021". Desgraciadamente la evolución de la pandemia nos dio la razón, pese a que no nos hubiese gustado, de no empezar pese a ser el único club que adoptó esa prudencia.

El RVM jamás ha practicado trato discriminatorio con las jugadoras del RVF.

El RVM quiere indicar que nos encontramos ante la superación de una pandemia devastadora ante la cual está adoptando medidas necesarias, aunque muchas veces incómodas. Pese a ello el RVM afirma que el equipo femenino dispone de los mismos medios e idéntico trato que sus compañeros de equipos masculinos que se encuentran bajo el mismo protocolo de actuación para la vuelta de competiciones deportivas.

El RVM quiere manifestar, ante las distintas insinuaciones que ha habido, que su voluntad ha sido intentar ajustar el presupuesto de ingresos y gastos de la división de fútbol femenino para que esta sea sostenible y no sostenida. Esta posición no es fruto de un capricho sino un ejercicio de responsabilidad, de la cual el órgano de gobierno actual del RVM es muy pulcro debido a que este mismo órgano de gobierno le ha tocado rescatar al Rayo de una situación de completa insolvencia con una deuda de más de 60 millones de euros hasta convertir el RVM en el día de hoy en un ejemplo de saneamiento societario, control presupuestario y de hacer bien las cosas.

El RVM ruega a la AFE que no se deje llevar por la declarada enemistad que tiene su presidente David Aganzo con el RVM con motivo del despido que este último le realizó en su día. La abstención, en asuntos en que es parte una Entidad con quien el Presidente de AFE tiene una declarada enemistad, hubiera sido un ejercicio de transparencia, de prudencia y de responsabilidad que, aquí, ha llamado la atención por su ausencia.