SEVILLA

Papu: "Mi hijo se pasa todo el día viendo goles de Leo Messi"

El jugador del Sevilla, que se siente a gusto con el dorsal 24, habla en Olé de la relación que mantiene con el exbarcelonista y de su profesionalidad: "Me mato entrenando".

0
El centrocampista del Sevilla Papu Gómez, que se siente a gusto con el dorsal 24, habla en Olé de la selección, su profesionalidad y la relación con Messi.
AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Pocos meses después de haber llegado a Sevilla, Papu Gómez se muestra completamente adaptado a la capital de Andalucía. El centrocampista argentino, que ganó la Copa América son su país este verano, concedió a Olé una entrevista de la que habla de su vida en Nervión. Entre otras cosas, del dorsal 24 que vistió en la albiceleste y también portará esta campaña a las órdenes de Lopetegui: "Al llegar al Sevilla en enero, a mitad de temporada, estaban todos los números ocupados y la 10 ya la tenía Rakitic, entonces me dieron la 24. La verdad es que no me gusta para nada... O no me gustaba. En la selección usaba la 7 y un día vino Rodrigo (De Paul) y me dijo si la podía usar él. Obviamente que le dije que sí, es un número, no pasa nada, y si se siente cómodo... Además Rodri es mi amigo. Y para la Copa América me dieron la 24, así que con la 24 ojo, eh. Ahora me gusta mucho".

"En las eliminatorias sudamericanas le corté el pelo a De Paul, no me tocó jugar y empezaron a decirme el peluquero... Y yo me mato entrenando, soy 'recontra' profesional, tengo 33 años y ya no soy un pendejo. Por eso pensaba: 'La puta madre, que me toque jugar y demostrar porque si no me van a tomar para la joda (para la broma)'. Y, por supuesto, que también ayudan los resultados", bromea el Papu.

El menudo mediapunta tiene palabras también para Leo Messi: "En mi caso nos une lo generacional. Tenemos la misma edad, los dos tenemos tres hijos... Hay muchas cosas en común, lo que ya te da temas de conversación. Ojo, yo lo veo a Leo y me enamoro, eh. En mi casa está puesto todo el día el YouTube y el 90% son cosas de Leo porque mi hijo se la pasa viendo sus goles. Pero cuando entramos ahí, al predio (lugar de concentración de la selección), ya no estamos con Messi sino que estamos con Leo. Y entonces hablamos de cosas privadas, de la familia y eso está buenísimo".