ELCHE-CARTAGENA

Lucas Boyé y Rubén Castro firman las tablas en Pinatar

El Cartagena fue mejor con dos palos de Sergio Tejera y superiordad numérica desde la media hora por la expulsión de Enzo Roco.

0
Lucas Boyé y Rubén Castro firman las tablas en Pinatar
Pascu Mendez

Lucas Boyé y Rubén Castro firmaron el empate en el penúltimo compromiso amistoso de la pretemporada. Elche y Cartagena se repartieron diferentes sensaciones. Por un lado, el equipo de Primera sigue consumiendo días sin añadir variables a la pizarra de Escribá. Y, además, vio cómo antes del descanso perdió tres piezas importantes: dos por lesión (Josema y Guido Carrillo) y una por expulsión (Enzo Roco).

Escribá repartió minutos y de salida dio entrada a un once que poco tendrá que ver al que iniciará la temporada. Josema se abrió la cabeza en un choque fortuito con Pere Milla. Solo habían pasado siete minutos y Escribá sufría el primer sobresalto. Más tarde, se lesionó Guido Carrillo para adelantar la entrada de Lucas Boyé, el mejor franjiverde. La expulsión de Enzo Roco, tras la pausa de hidratación, completó el entuerto.

El Cartagena, acostumbrado a sus problemas defensivos durante este verano, se mostró como un equipo serio y bien asentado. Neskes en la mediapunta y Uri, en el eje de la zaga, rayaron a buena altura. Cayarga percutió por el costado del canterano Nacho Pastor, improvisado lateral derecho, pero sin apenas incidencia.

Tras el paso por los vestuarios, Escribá fue rotando poco a poco a todo su equipo, mientras que el Cartagena prácticamente dio continuidad a su once con contadas sustituciones. El Efesé se encontró peor contra diez que frente a once aunque en la recta final del partido y con el paso de los minutos el cansancio hizo mella en el Elche. Sergio Tejera estrelló dos balones en el palo; el segundo, en una falta que golpeó cerca de la cruceta de Edgar Badia.

Lucas Boyé demostró que le es indiferente jugar un amistoso que un partido oficial. Se peleó con todos y contra todos y marcó un gol en un rechace tras una jugada iniciada por la izquierda por Tete Morente. En el otro área le salió respondón Rubén Castro, el eterno goleador, que empató a pocos minutos del final. Los últimos instantes murieron en las inmediaciones del área del Elche. Ahora solo queda esperar el test final y encarar el inicio de Liga, además de un final de mercado loco para los de Bragarnik con todo el trabajo pendiente de cristalizarse.