LEVANTE

Media plantilla por inscribir

El Levante tan sólo tiene inscritos a 16 jugadores en el registro de LaLiga de los 31 en nómina y no ha conseguido abordar ninguna salida.

0
Media plantilla por inscribir
DAVID GONZALEZ DIARIO AS

El Levante tiene un serio problema a prácticamente quince días del comienzo LaLiga. A día de hoy, con más de 16,5 millones de déficit del pasado ejercicio económico, el conjunto de Orriols tan solo tiene a 16 jugadores inscritos de los 31 que están a las órdenes de Paco López en pretemporada. Para hacerse una idea, jugadores de la talla de José Luis Morales (renovado en febrero) o Roberto Soldado, que cuentan como nuevas altas en el equipo, están esperando su turno.

La dirección deportiva debe abordar una importante operación salida por necesidad de rebajar fichas y con el objetivo de tratar de cuadrar cuentas en el cierre del mercado. Antes, con la competición arrancando el 14 de agosto, la obligación pasa por generar el margen necesario para inscribir jugadores de cara al estreno liguero en Cádiz.

El club está cerca de cerrar el primer mes de la ventana de verano con la única salida de Arturo Molina por rescisión de contrato. Antes, Rubén Rochina y Cheick Doukouré abandonaban la entidad al finalizar contrato y se optó por finalizar el contrato de Toño García, vigente hasta 2023 pero con una cláusula de escape en base a una serie de hitos deportivos.

Por el momento, tan solo Aitor, Coke, Vezo, Clerc, Róber Pier, Son, Radoja, Melero, Campaña, Bardhi, Vukcevic, Malsa, De Frutos, Roger, Sergio León y Dani Gómez están inscritos oficialmente en el registro de la competición. No da ni para una convocatoria de 18. Además, algunos, como Sergio León y Nikola Vukcevic en la rampa de salida; y otros como José Campaña, Enis Bardhi o Rubén Vezo en busca de potenciales compradores.

Las renovaciones, fichajes, vueltas de cesión o contratos que ascienden desde el filial se encuentran todavía en el limbo. Son los casos de Morales, Miramón, Postigo y Duarte (renovación); Soldado, Franquesa y Brugui (fichajes); Pepelu, Pablo Martínez, Koke Vegas, Hernani (vuelta de cesión); y Cárdenas, que la temporada pasada ya tuvo que jugar con número de filial para encajar en las cuentas, Cantero, Ferni y Blesa (subidos del filial). Los 15 retantes.

Una circunstancia que se viene arrastrando desde las últimas dos campañas, con los recordados casos de Nemanja Radoja o Mickael Malsa, inscritos con la temporada ya iniciada. O De Frutos y Dani Gómez, que entraron sobre la bocina en el registro de cara a la primera jornada.

Agravada, no obstante, por las consecuencias de la pandemia, con un mercado relativamente parado que comienza a moverse por las esferas más altas. Al Levante le toca esperar para tratar de sacar jugo en una situación comprometida. Ya avisó Quico Catalán que el mercado sería largo, pero con el mes de julio llegando a su fin los problemas se acumulan en las oficinas de San Vicente de Paül.