INGLATERRA

El megatraspaso de Kane se tensa por una firma de 2018

Ni Manchester City ni Tottenham dan su brazo a torcer: los 'Citizens' confían en fichar al inglés y Daniel Levy solo negociará a partir de 150M de £.

0

El futuro de Harry Kane sigue en el aire, y no parece que se vaya a resolver ni pronto ni fácilmente. The Athletic ha informado que la portada publicada por el diario británico The Sun, en la que se informaba de que el Tottenham habría aceptado vender a Harry Kane al Manchester City por 160M de £, cogió por sorpresa a ambos conjuntos. Y es que las posturas tanto de Citizens como de Spurs siguen inamovibles.

Por un lado, el equipo de Pep Guardiola confía en poder al delantero inglés a lo largo de este mercado de fichajes y conoce el deseo del jugador de abandonar el conjunto londinense, pero solo si el acuerdo se cierra por una cifra cercana a los 100M de £. Los Skyblues no pueden permitirse pagar la cifra publicada por The Sun. Por su parte, Daniel Levy, presidente del Tottenham, que afirma con seguridad que Harry Kane seguirá en el club el curso que viene, podría empezar a negociar a partir de 150M de £.

Pero desde The Athletic ven muy complejo el traspaso por un principal motivo: Harry Kane renovó su contrato con el Tottenham en 2018 para las próximas seis temporadas. Es decir, que al delantero británico le restan tres años vinculado a los Spurs, que solo le dejarían salir por una oferta estratosférica. Aunque el acuerdo entre Kane y el City podría ser fácilmente resuelto, las negociaciones entre el club de Manchester y el de Londres distan mucho de poder resolverse antes de que empiece la temporada.

Es por eso que tanto Nuno Espírito Santo como Daniel Levy, sabedor de que juega con ventaja al usar el contrato de Kane como as bajo la manga, se muestran confiantes en la continuidad de su estrella. "Harry es jugador nuestro, punto", fueron las declaraciones del nuevo técnico portugués de los Spurs. Pero si los Citizens todavía no han renunciado al fichaje del futbolista inglés es porque esperan llegar a un acuerdo con los propietarios del futbolista.