BETIS

48.112 socios del Betis: en la Euro sólo entraría uno de cada tres

El club verdiblanco anuncia el fin de su campaña de abonados, con un riesgo: si la Junta mantiene el criterio con el Covid, la mayoría quedará fuera ante el Cádiz.

48.112 socios del Betis: si la Junta de Andalucía mantiene el mismo criterio que durante la Eurocopa en La Cartuja, sólo entraría uno de cada tres.

El Betis anunció este jueves que ha concluido su campaña de abonados con 48.112 socios, de los cuales 46.374 abonados lo son con derecho a asiento, 526 del carnet Soy Bético, 981 Palmerines y 231 del carnet Trece Barras. Los más de 46.000 que pueden sentarse aspiran a acudir al primer encuentro de LaLiga en casa, ante el Cádiz el viernes 20 de agosto a las 21:00... Pero a día de hoy parece claro que no van a poder entrar todos. Ni siquiera la mitad.

El coronavirus no remite en Andalucía, que ha multiplicado su incidencia de las últimas dos semanas hasta los 434 casos por cada 100.000 habitantes, y que el miércoles vivió su peor día en muertos por la enfermedad de estos meses, con 13 fallecidos por Covid-19. La presión hospitalaria además está creciendo de una forma que preocupa: había 868 pacientes ingresados, 217 más que hace siete días, mientras que las personas en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) subían a 153,  23 más que hace una semana.

Quedan todavía cuatro semanas para decidir el aforo de los estadios del fútbol profesional, también el del Ramón Sánchez-Pizjuán, pero en Nervión ha imperado la prudencia y todavía no han presentado siquiera la campaña de abonos. En junio, cuando la incidencia acumulada era de la mitad que ahora y también había bastantes menos pacientes de coronavirus en los hospitales, la Junta permitió entrar en el estadio La Cartuja a entre el 25 y el 30 por ciento de su aforo, de 14 y 16.000 espectadores para los tres partidos de España en su grupo y el que disputaron Bélgica y Portugal en octavos.

Los clubes andaluces de elite esperan que la Consejería de Salud se pronuncie en los próximos días. El Betis juega de hecho en el Benito Villamarín, con capacidad para algo más de 60.000 personas, un amistoso como local el 7 de agosto ante la Roma. Será una buena prueba de fuego, aunque para ese duelo no hay problema porque no está incluido en el abono. La polémica apunta a llegar después: si el gobierno andaluz se rige por los mismos parámetros que en junio con la Euro, sólo uno de cada tres socios verdiblancos podrá comenzar LaLiga usando su abono.