REAL MADRID

Jovic no sale del pozo

El delantero serbio no ha empezado de la mejor manera su tercera temporada con el Real Madrid. Una sobrecarga le mantiene trabajando al margen del grupo.

0

Luka Jovic (23 años) está teniendo un transcurso difícil en el Real Madrid. El delantero serbio (nacido en Bosnia) lleva dos temporadas consecutivas a bajo nivel, pero su intención es ganarse la confianza de Carlo Ancelotti. Sin embargo, durante la primera semana de la pretemporada sufrió una sobrecarga en el muslo, que no le ha permitido demostrar al técnico italiano que puede desempeñar un papel importante esta temporada. En el entrenamiento de este viernes, volvió a ejercitarse aparte...

Jovic fichó por el Real Madrid en el verano de 2019 a cambio de 60 millones de euros, tras realizar una excelente temporada 2018-2019 con el Eintracht de Frankfurt. En Alemania, el serbio disputó 48 partidos y anotó 27 goles. El balcánico firmó un contrato de seis años, hasta 2025, y un salario de cinco millones netos por temporada, es decir, el delantero tiene un coste para el club de diez millones por temporada. Sin embargo, en el Madrid no ha tenido el rendimiento que la entidad blanca esperaba de él, teniendo en cuenta que se le fichó para paliar la falta de gol que el equipo sufre desde la marcha de Cristiano Ronaldo en el verano de 2018. Y tras 32 partidos como jugador blanco solo ha anotado 2 goles.

BeSoccerEstadísticas de Jovic durante las últimas cuatro temporadas.

En su primera temporada como jugador madridista empezó como suplente de Karim Benzema, pero una lesión durante la pretemporada le impidió alcanzar el nivel mostrado en Alemania. Dispuso de pocos minutos, lo que no le permitió tener oportunidades para marcar goles. Únicamente jugó un partido completo, fue frente al Osasuna el 25 de septiembre de 2019 y su primer tanto como madridista fue el 30 de octubre en la victoria frente al Leganés. El partido acabó 5-0. Disputó 17 partidos de Liga, anotó dos goles y dio dos asistencias. En la Champions League solo jugó cinco partidos, en los que ni marcó ni asistió, en la Copa del Rey jugó tres partidos y en la Supercopa de España dos, sin asistir ni marcar. En total fueron 809 minutos, o lo que es lo mismo, nueve partidos completos.

En la temporada 2020-2021, Zidane no contó con el delantero serbio, por lo que tan solo pudo disputar cinco partidos entre Liga y Champions (en los que no anotó ningún gol) antes de salir cedido en el mercado invernal con destino al Eintracht de Frankfurt. Allí, volvió a vestir la camiseta con la que unas temporadas atrás había encandilado a Europa. Tuvo un inicio ilusionante, donde  anotó tres goles en sus tres primeros partidos y parecía haber recuperado su forma, pero esto fue solo un espejismo. En total disputó 18 partidos y anotó cuatro dianas.

El dilema del Madrid

Tras su vuelta de la cesión, la entidad madridista todavía tiene la esperanza de que el delantero serbio dé un paso adelante y muestre su verdadero potencial, pero la lesión muscular sufrida el pasado viernes durante la pretemporada no hace más que presagiar los peores augurios de cara a su tercera temporada como jugador del Real Madrid. Por ahora, es Ancelotti quien debe decidir el rol que tendrá en el equipo. Hay que recordar que fue el propio entrenador italiano, quien ya le quiso fichar hace tres años en su etapa como técnico del Nápoles. Para el entrenador transalpino su delantero titular es Benzema, pero la temporada es muy larga y Jovic puede tener cabida en sus planes.

Los dirigentes del club manejan dos opciones: darle una nueva oportunidad o venderle. El club blanco no cierra la puerta a un posible traspaso, dado que el valor de Jovic a su llegada al Real Madrid rondaba los 60 millones de euros que el club blanco pagó por él, pero ahora Transfermarkt tasa su valor en 20 millones de euros. Por lo que si reciben una oferta de traspaso por el jugador balcánico se lo pensarían, ya que la venta del delantero puede ser una de las fuentes de ingresos para financiar alguno de los únicos objetivos del verano, que son Kylian Mbappé o Erling Haaland.