RACING

El Racing negocia con el Atlético de Madrid la salida de Musy

Los santanderinos quieren cobrar traspaso y los colchoneros, que le quieren para el filial de Tercera, solo ofrecen variables. Tiene un millón de cláusula

Santander
0
El Racing negocia con el Atlético de Madrid la salida de Musy
Nacho Cubero Diario AS

El Racing y el Atlético de Madrid llevan varios días intentando alcanzar un punto de encuentro para que Mario Musy pueda reforzar la próxima temporada la delantera del filial colchonero, el Atlético de Madrid B, que jugará esta temporada en Tercera RFEF. Al jugador santanderino, de 22 años, le resta un año de contrato con el Racing y tiene un millón de euros de cláusula de rescisión, cantidad obviamente fuera de mercado, por lo que ambos clubes intentan ahora mismo encontrar una vía de acuerdo. El problema ahora mismo es que el Racing exige cobrar una cantidad fija en concepto de traspaso, a la que añadiría bonus en función de la trayectoria de Musy con los rojiblancos, mientras que el club del Metropolitano solo ofrece, por ahora, variables en función goles, partidos jugados y, sobre todo, porque sería la única cantidad significativa, si llega a ir convocado por el Cholo Simeone con el primer equipo rojiblanco.

Mario Musy sabe de primera mano que la fe de Guillermo Fernández Romo en él es muy limitada ya que hace apenas unas semanas el Racing le propuso hacerle ficha del Rayo Cantabria, a lo que se negó el jugador, que ya pasó su etapa en el filial y que la pasada campaña cumplió con éxito en su cesión al Portugalete, en donde fue titular indiscutible y anotó seis goles. El acuerdo entre el agente del futbolista y el Atlético de Madrid sí parece prácticamente cerrado.

Musy ha participado en la sesión física de esta mañana. Junto a él, Juan Gutiérrez, que sí aceptó tener ficha del filial.

En unos días se puede el Racing encontrar con una situación similar con el Granada y Martín Solar. Los productos de la cantera verdiblanca no acaban de ser indiscutibles en su casa, y tanto Mario como Martín son racinguistas prácticamente desde la cuna, pero parece que siguen siendo atractivos en el fútbol español.

Esta mañana el equipo hizo únicamente trabajo físico. No llegaron a calzarse las botas de tacos.