REAL MADRID | PUBLICACIÓN DE EL CONFIDENCIAL

Las grabaciones de Florentino Pérez tras su salida en 2006

El Confidencial desvela hoy unos audios en los que critica a Casillas y Raúl en 2006: "Son las dos grandes estafas del Real Madrid". De Iker dijo en 2008: "Es muy corto".

0
Las grabaciones de Florentino Pérez tras su salida en 2006

El diario digital El Confidencial publica hoy audios de conversaciones del presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, grabadas en 2006, meses después de que dimitiera de su cargo para volver tres más tarde, en los que critica con dureza a Raúl González e Iker Casillas, entonces jugadores blancos y hoy dentro del staff del club. Fuentes del Real Madrid consideran que la publicación de los audios no es casual y que forma parte de una conspiración para erosionar la imagen del presidente en la defensa del proyecto de la Superliga. También consideran que las grabaciones, de hace quince años, son ilegales. El Madrid estudia la posibilidad de emprender acciones judiciales contra la publicación.

De Casillas, el presidente dice: “No es portero para el Real Madrid, que quieres que te diga. No lo es. No lo ha sido nunca. Ha sido el gran fallo que hemos tenido. Lo que pasa es que los… (se interrumpe la grabación) le adoran, quieren hablar con él… No sé. Le defienden tanto… Pero bueno, es una de las grandes estafas. La segunda es Raúl. Las dos grandes estafas del Madrid son primero Raúl y segundo Casillas”.

"Las dos grandes estafas del Madrid son primero Raúl y segundo Casillas"

Florentino Pérez, en 2006

En otro audio puede escucharse: "Zidane es un tío magnífico. Y Beckham y Ronaldo, ¿no? Pero luego están aquellos que se creen que... Vamos a ver. Ronaldo es un jeta y punto. Además, estos son unos jetas todos. Malos son... Raúl es malo, se cree que el Madrid es suyo y utiliza todo lo que hay en el Madrid, todo lo que ha desarrollado, para su propio beneficio. Él y su representante. El culpable de que el Madrid vaya mal... Mira, yo me he ido entre otras cosas por él. Porque él, como ya se considera acabado y se considera ya tal (...), dice: 'Antes de que yo me acabe y que esos... voy a acabar con el Madrid'. Es un tío negativo, está destrozando al Madrid, la moral de los jugadores para que digan: 'Es que es el Madrid el que está mal, no Raúl'. Es terrible lo malo que es el chaval. Y yo no puedo con ese problema y como no puedo con ese problema y tengo mucho que hacer y tenía que hacer la fusión de Abertis con Autostrade y otras cosas más, pues oye, ya he estado seis años, he sido feliz...".

"Raúl es malo, se cree que el Madrid es suyo y utiliza todo lo que hay en el Madrid para su beneficio..."

Florentino Pérez, en 2006

Más adelante añade que "mucha culpa de lo de Raúl es de Ginés (Carvajal)", su representante. Y luego hace alusiones a la vida personal del entonces jugador que AS no reproducirá. También revela que gana "2.000 millones de pesetas al año". "En el Madrid no va a jugar más. Hasta para no jugar es mejor irse del Madrid. Es que estar en el Madrid y no jugar va ser un martirio. Vamos, yo creo que se tiene que ir. Está destrozando el Madrid y todo, destroza todo para que... O sea, él 'o yo o el caos'. El caos, claro", concluye

Florentino Pérez también habla de otros futbolistas: "Beckham es un buen tío. Es listísimo, qué cojones. Gana 30 millones de euros al año. Ya debe ser listo. Mira, los dos que más ganaban eran Beckham y Ronaldo. Esos ganaban 30 millones de euros al año. Entre todo. Después Zidane, que debía ganar 25. Y después ya nadie. Porque Figo tenía... un reloj en su pueblo, otro no sé qué, el banco, que no tenía nada. Porque todos los demás se los hemos buscado nosotros. El de Audi le buscamos por darle algo a Raúl y a Figo. Pero nada, si no no tenía nada. Si es que Raúl no vende nada, macho, no es un producto mediático".

En otro momento de la conversación, Florentino Pérez añade: "Los jugadores son unos egoístas. No se puede contar con ellos para nada y además el que cuente con ellos se equivoca. Te dejan tirado y tal. Es una tontería. Yo tengo un concepto horrible de los jugadores, macho, horrible, horrible. Mira que he visto colectivos, pero nunca he visto uno como el de los futbolistas, macho".

"Yo tengo un concepto horrible de los jugadores, macho, horrible, horrible..."

Florentino Pérez, en 2006

Segunda entrega: Casillas

El Confidencial publicó una segunda entrega de audios en donde Casillas era el protagonista. En esta ocasión, Florentino Pérez arremetía contra el portero en una conversación mantenida con otras personas en abril de 2008, un año antes de regresar a la presidencia. "Ya se ha visto que el otro portero era mejor que Casillas. Pobre hombre, no tiene dos dedos de frente. No te preocupes. Yo le conozco perfectamente bien. Es un tío sin ninguna… Vamos, es muy corto", dijo. Tras la reflexión, Florentino Pérez hace un comentario sobre la vida personal del portero.

El presidente del Madrid continúa y desvela una anédota antes de un Clásico: "Es como un niño pequeño, es como un perrito faldero, es como un monigote, una cosa infantil. Yo tengo, la gente no lo sabe, una muy buena relación con él. La gente se cree que a mí me cae gordo. Lo que pasa es que yo creo que es un tío que si hubiera puesto más de sí es el número uno seguro, vamos, porque tiene unas condiciones espectaculares a pesar de que le falten unos poquitos centímetros. Pero vamos, te cuento el tema del partido donde nos jugábamos la Liga contra el Barcelona, ¿te acuerdas? ¿Aquel que ganamos 4-2, no? Pues él, el viernes llega tarde al entrenamiento. Esos que todo le aplauden… Además es en el Bernabéu. Tuvo la mala suerte de que yo estaba allí".

Más adelante añade: "A Casillas le quieren todos. Acojonante. Es una cosa acojonante. Pero claro, eso lo da el fútbol. Yo, vamos a ver. Casillas no tiene ni estatura ni ve bien, yo creo. Yo le decía a Ginés (Carvajal): ‘Macho, llévale al oculista’. Yo creo que no ve bien, porque le tiran de lejos, eh… Y los córner igual. Yo digo: ‘Este tío no ve bien de lejos’. Te lo juro que se lo he dicho, no creas que es mentira. Por su bien y por todo". Por último, sacó sobre la mesa el nombre de Buffon, un portero que siempre le ha fascinado: "Y si tengo que traer a otro, ya sé que a vosotros os gusta mucho, pero si me tengo que traer a otro de la Juventus, me traigo a Buffon, que también ha sido barato. Porque yo ahora… Porque Casillas no es portero para el Real Madrid, qué quieres que te diga. No lo es. Es que no lo ha sido nunca”.

Pero no sólo habló de Iker aquel abril de 2008. Roberto Carlos también aparece en esos audios: "Yo ya habría vendido a Roberto Carlos al Chelsea, que nos lo querían comprar a cambio de Carvalho. Ya tendríamos a Carvalho en el centro, hubiéramos fichado a Zambrotta, que era lo único que necesitábamos ahí atrás, por dos duros".

El regreso de Raúl y Casillas

Tanto Casillas como Raúl salieron del club años más tarde, pero el propio Florentino Pérez los repescó después de haber concluido sus carreras deportivas. Raúl González es el actual entrenador del Castilla, después de haber dirigido en otros equipos inferiores de la casa, e Iker Casillas es vicepresidente ejecutivo de la Fundación del club.

Florentino Pérez accedió a la presidencia del club en el año 2000 tras imponerse en las elecciones a Lorenzo Sanz y, tras una etapa exitosa, dimitió seis años después por una crisis deportiva del primer equipo. Tres años después y tras la dimisión de Ramón Calderón inició su segunda etapa en la entidad blanca.

Raúl, que debutó en el Real Madrid en 1994, lo abandonó un año después del regreso de Florentino Pérez para fichar por el Schalke alemán. Posteriormente jugaría en el Al Sadd y en el Cosmos neoyorquino. En 2017 volvió como asesor del presidente. En 2018 empezó a dirigir al  cadete B y después al juvenil. En 2019 fue elegido técnico del Castilla y estuvo en las quinielas para sustituir a Zidane este verano, pero finalmente Carlo Ancelotti fue el elegido.

Casillas comenzó en el equipo prebenjamín del Madrid y estuvo en la plantilla hasta 2015. En esa temporada, con Ancelotti en el banquillo, salió del club. Su comparecencia de despedida ante los medios, en solitario, causó una enorme polémica. Un día después, repitió acto pero ya con Florentino Pérez a su lado. Jugó cuatro años más en el Oporto. En el último sufrió un infarto que le obligó a retirarse del fútbol. Tras un fallido intento por convertirse en presidente de la Federación, el año pasado fue nombrado vicepresidente ejecutivo de la Fundación del club.