ATLÉTICO DE MADRID

El Atlético busca cómo encajar el salario de Griezmann

El club rojiblanco hace números por si se acelera el trueque del delantero francés con Saúl. Necesita aligerar masa salarial.

0

Volver a ver a Griezmann de rojiblanco está difícil, pero no es imposible. Mundo Deportivo desveló la posibilidad de que el Atlético y el Barça realicen un trueque entre el francés y Saúl y, si bien es complicado porque es un asunto que necesita muchos vistos buenos más allá incluso de lo futbolístico, el plan seduce ya a varias de las partes implicadas. Pero el escollo económico es grande, en Madrid y en Barcelona. Los rojiblancos buscan cómo encajar el plan y Griezmann, que sabe que su club busca colocar varias piezas, mira con morriña hacia el Wanda Metropolitano.

Para reclutar a Griezmann, el Atlético necesita liberar masa salarial. Sí o sí. Bien sabe la directiva que el francés tiene una ficha muy elevada y para incorporarlo dos años después de su polémico adiós tendría que dar salida algunos futbolistas. La operación implicaría la despedida de Saúl, que tiene una ficha importante, pero insuficiente para poder acoplar a Griezmann. También en el pasado parón navideño se marchó Diego Costa y alivió la presión del tope salarial. Y en este mercado ha salido Vitolo, aunque en este caso, con su cesión al Getafe, no ha descargado todo el salario. Habrá más.

Así pues, al Atlético le toca hacer números para encajar las piezas. Más allá de las salidas de jugadores, probablemente Griezmann tendría que acceder a rebajarse el salario, porque ni lo que cobra en el Barça ni lo que cobraba en el Atleti sería ahora mismo alcanzable para las arcas rojiblancas, ni LaLiga lo permitiría. Y el traslado de Saúl al Camp Nou tampoco es suficiente. Habría que mirar a otros futbolistas de la unidad B, como Héctor Herrera y Vrsaljko. De nuevo tocaría llegar a un entendimiento entre el área directiva y Simeone.

Porque el Cholo es muy de Griezmann. Y el jugador es muy cholista. En lo deportivo, el técnico sacó lo mejor del francés, a quien convirtió en una estrella mundial. Simeone fantasea con una dupla de ataque con Luis Suárez y Antoine. Dos ex del Barça liderando al campeón en la defensa del título. Si esto se concretara, abriría de inmediato otro interrogante: ¿qué pasa con João Félix? La confianza en el portugués es plena y se espera que, este año sí, sea el de su confirmación. El jugador se recupera de una operación de tobillo y desde el club se le le considera un jugador relevante con potencial de crack. También está Correa, que hizo un final de curso estupendo en esa posición de segundo punta, en la que precisamente Griezmann le impedía jugar en su día.

Pero el puzle deportivo no sería un problema. Simeone y Berta asumen que para los buenos futbolistas siempre se puede encontrar cabida. Es, más bien, una cuestión de números. Ahí el entrenador y el director deportivo no pueden hacer mucho más que elaborar una lista de futbolistas de los que, si este trueque Griezmann-Saúl avanzara, se podría prescindir. Y no es un asunto menor. Ya hay gente dentro del club ilusionada, aunque con mucha cautela. Toca hacer cuentas, muchas y difíciles. Pero si todos reman a favor, no será imposible.