LAS PALMAS

Pepe Mel: “Pedri mejora a quien tiene a su alrededor”

El entrenador de Las Palmas rememora en El Larguero su etapa juntos. “Hay que disfrutarlo. Dentro el campo lo hacía todo bien”.

0
Pedri en rueda de prensa con la Selección.
PABLO GARCIA/RFEF DIARIO AS

Uno de los futbolistas más destacados de España en la Eurocopa, como lo fue con Barça durante toda la temporada pasada, fue Pedri, canterano de la Unión Deportiva Las Palmas. "Tuve la suerte de tenerlo con 16 años. Y bueno, con esa carita que tenía...", dijo anoche Pepe Mel en El Larguero, quien le diera la alternativa hace dos años en el fútbol profesional español.

Anoche, junto a Manu Carreño, Kiko Narváez y Gustavo López, el entrenador de Las Palmas recordó la temporada que vivió junto al superlativo jugador tinerfeño. "Es un futbolista para disfrutarlo. Dentro del campo lo hacía todo bien, y cada día te sorprendía más", rememoraba Mel. El entrenador madrileño recordó además que fue Ángel López, jugador suyo en el Betis y hoy su segundo entrenador, quien le puso en la pista de Pedri: "Ángel fue de los primeros en hablarme sobre él. Ya le había tenido en el Betis, y me insistió mucho en que teníamos que ver a un pibe del juvenil. Cuando lo vimos todos pensamos lo mismo: si esto lo hace también con los profesionales, aquí tenemos un a un crack. Por eso lo llevamos a Marbella".

Hace dos veranos, en plena Costa del Sol, empezó el infinito despegue de este pibe de 18 años. Ya "se veía" que sería "millonario". "Íbamos a empezar un entrenamiento en Marbella. Estaba yo con el vicepresidente de Las Palmas (Nicolás Ortega) y Pedri venía con las botas en la mano, andando para meterse al césped. Le dije: "Míralo, ahí va el millonario pero él lo sabe. Ya se veía", recordaba Mel.

Otra de las referencias más importantes sobre quien era una estrella en ciernes le llegó por parte de Joaquín, la leyenda del Betis todavía en activo. Tocaba partido de homenaje a Rubén Castro en el Benito Villamarín. "Era el último de aquella pretemporada", relata Mel. Allí, en el pasto de la Avenida de La Palmera, Pedri y Joaquín cruzaron sus caminos: "A Pedri lo teníamos en la banda izquierda, y en la derecha del Betis estaba Joaquín. El chico (Pedri), dribla, y se marcha. Al final, me dice Joaquín: "Cada vez que creía que lo había regateado me metería la pierna". "Siempre se lleva la pelota. Mete la punterita y no le regateas nunca", enfatiza el entrenador madrileño.

Muy pronto quedó constancia no solo de su talento con la pelota en los pies, más que evidente, sino de su poderío físico. "Solo con el talento solo no hubiera podido jugaron con los profesionales siendo tan joven", aclara Mel. Muy pronto quedó clara su infinita capacidad pulmonar: "Pedri me comentaba que antes de ir a Gran Canaria estaba en un club de atletismo. Areóbicamente es un portento. No solo es que tenga capacidad de comprender el juego, sino que sin balón corre mucho. Se le agradece ese esfuerzo cuando su equipo no tiene la pelota. Es, además, un jugador de largo recorrido".

Sistema

Analizó además Pepe Mel que en Las Palmas se explotaron sus virtudes poniéndole a jugar a pierna cambiada. "En el Barça juega con otro sistema. Nosotros utilizábamos un 4-4-2 con él en la izquierda, a pierna cambiada. Recuerdo ahora ese pase maravilloso a Oyarzabal, como los que le da a Griezmann en el Barça. No se me olvida tampoco un partido que le ganamos 3-0 al Deportivo, cuando dio un maravilloso pase a Pekhart que define lo que es Pedri". "A todo el que tiene alrededor lo hace mejor", insiste.

Tiene claro, además, lo que debe mejorar el pibe del Barça. "Siempre piensa en asistir, es feliz dando pase de gol. Si quiere ser un jugador top debe pisar área y mirar portería. Tiene que mejorarlo, algo que él ya sabe", aclara.

Asimismo, rechaza Mel cualquier comparación, por mu repetida que sea este, con Iniesta. "Estamos comparando a Pedri con el Andrés que vimos ganar el Mundial, las Eurocopas... Se pretende comparar a un futbolista hecho y derecho con uno que apenas lleva 50 partidos en Primera. Tiene mucho mérito, con 18 años, que sea capaz de tener ese desparpajo, elegir bien, no equivocarse nunca... Para mí es un orgullo tremendo verle ahora".