LEGANÉS

La continuidad de Rubén Pérez en el Leganés está casi descartada

En Butarque entienden que será complicado revincularlo al club tras finalizar contrato el 30 de junio y se desliza que su recambio podría estar cerca. Sería el fin a cinco años como pepinero.

0
La continuidad de Rubén Pérez en el Leganés está casi descartada
Europa Press AFP7

La continuidad de Rubén Pérez por el Leganés está casi descartada. En Butarque ven muy complicado que el astigitano, ya futbolista libre después de terminar el 30 de junio su vínculo con los blanquiazules, pueda seguir jugando al sur de la capital. Tal y como ya adelantó As, los pepineros empezaron a buscar recambios hace semanas, aunque seguían esperándole. Ahora mismo esa espera ha empezado a debilitarse, tanto que lo normal, creen en la Avenida de los Once Leones, es que este verano se ponga fin a una relación de cinco temporadas.

El jugador, el futbolista del Lega con más partidos en la élite, anhela volver a Primera o un proyecto potente en Segunda. En lo deportivo y también en lo económico, opción ésta que el Leganés no le puede garantizar en este curso de reajustes. En el escenario actual, las posturas nacieron alejadas y se han ido distanciando. El club jamás le cerró las puertas, pero no ha querido condicionarse a un retorno que, de no cumplirse, lastraba la planificación.

Una compleja ecuación en la que Asier Garitano ha sido uno de los valedores de la continuidad de Rubén Pérez. El entrenador de Bergara lo quiere para seguir dándole galones de jugador importante en Butarque, pero ese anhelo no se ha transformado en una modificación en las perspectivas. Nada se mueve a favor de la renovación.

La búsqueda de un reemplazo

Tanto es así que en Butarque incluso deslizan que el recambio al centrocampista podría estar cercano. Entre los jugadores que gustan, Cheick Doukouré. El medio centro de Costa de Marfil (28 años) ha quedado libre tras su paso por el Levante. Es un futbolista que gusta en Leganés antes incluso de resolverse la temporada y que no vería con malos ojos jugar en Segunda en un proyecto potente que tuviera opciones de ascender y de darle continuidad en forma de minutos. Con todo y con eso, en Butarque no lo colocan entre los mejor situados.

También gusta Pablo Hernández, ex internacional español de 36 años que ha quedado este verano libre tras finalizar su contrato con el Leeds después de haber jugado en el Valencia o el Getafe, entre otros. Pese a su edad, los informes de él que obran en Leganés son positivos. Es otra alternativa que se ha estudiado durante estas semanas.

Además, cabe recordar que entre los cedidos que volverán al Leganés están José Recio o Facu García, jugadores que, con Gaku o Perea, ocupan la posición en la que orbita habitualmente Rubén Pérez.

El astigitano es uno de los tres capitanes pepineros que finalizaba contrato el pasado 30 de junio. Uno, Pichu Cuéllar, tuvo su futuro resuelto sólo días después de finalizar el curso. El club no contó con él y dejó la entidad tras cuatro años de pepinero. Con Bustinza había un anhelo de que continuara. Y esta misma semana se ha resuelto esa ampliación de contrato por dos temporadas. En el caso de Rubén, el asunto apuntaba a caso largo, pero va camino de imitar más a Cuéllar, que a Bustinza.

Un fichaje ‘por dos abonos’

Rubén Pérez aterrizó en Butarque en 2016 en un fichaje que nació de unos abonos. “Felipe, ¿me reservas dos carnets para mi hermano?”, le preguntó un día de verano el propio Rubén a Felipe Moreno Pavón, secretario técnico del Leganés, poco después del ascenso a Primera de los pepineros, en 2016. “Si fichas por nosotros, te los regalo”, le contestó el directivo, excompañero de Rubén en las inferiores del Atlético. Entonces propiedad del Granada, la cesión cuajó. Después le vino una segunda y, más tarde, un fichaje en propiedad (2018) que se firmó por tres temporadas con opción a una cuarta. De haber subido el curso pasado, Rubén Pérez seguiría ahora en el Leganés.