SELECCIÓN

Luis Enrique recapacita con Llorente

El asturiano le citó como lateral, pero ya admite que puede jugar de medio. El 96% de la afición le quiere ver justo donde le pone Simeone en el Atlético de Madrid.

0

Luis Enrique reflexiona sobre Marcos Llorente. El seleccionador llamó al centrocampista atlético para jugar de lateral, y le puso en esa posición los dos primeros partidos de la Eurocopa, contra Suecia y Polonia. Pero en el tercero, ante Eslovaquia, le envió al banquillo para dar entrada a Azpilicueta y, cuando el navarro se resintió, optó por meter a Adama Traoré. Un movimiento que sugiere que el técnico asturiano se replantea la posición de Marcos Llorente.

"Marcos Llorente ha jugado mucho rato en ataque, aunque partiendo de la posición de lateral derecho. Tenemos la posesión de balón en un porcentaje altísimo, estamos atacando el 70 u 80 por ciento del partido y eso significa que los laterales tienen que ir ocupando los espacios. Actúa muchísimo más incluso en ataque que en defensa, pero estoy abierto a que jugadores del perfil de Marcos puedan aparecer en distintas posiciones", dijo Luis Enrique en la previa del partido ante Eslovaquia. Luego relegó a Llorente al banquillo, pero la goleada diluyó la polémica por su ausencia, ya que se trata de uno de los futbolistas mejor valorados por la afición.

Sondeos. Las encuestas, varias en distintos medios, son coincidentes: Marcos Llorente debe ser titular y debe jugar como centrocampista. El porcentaje medio que apoya la petición es espectacular: 95%.

Pero ahora es Luis Enrique quien debe valorar esa opción. El seleccionador ha ido rectificando algunas de las decisiones con las que comenzó la Eurocopa. Gerard Moreno empezó como suplente, pero en el segundo partido entró como titular por petición popular. El que tuvo que salir fue Ferran Torres, que sin embargo aprovechó los minutos que tuvo ante Eslovaquia.

Luis Enrique también aceptó la sugerencia popular de poner a Azpilicueta de 2. Pero envió a Marcos Llorente al banquillo cuando, en la petición de la gente, más allá de devolver al capitán del Chelsea al puesto que le lanzó a la fama en Osasuna, estaba el deseo de ver a Marcos Llorente, 12 goles y 11 asistencias en la pasada Liga, treinta metros más cerca del área rival. Ahí le usó Simeone y ahí fue donde triunfó.

Si los jugadores llegan a la Selección gracias a los méritos contraídos durante la temporada en sus clubes respectivos, es evidente que los de Marcos Llorente en el Atlético fueron como carrilero llegador y goleador. Los méritos como lateral derecho los hizo Trippier, y por eso el seleccionador de su país, Southgate, le llamó para ocupar esa posición en la selección de Inglaterra.