SELECCIÓN

Eslovaquia ya amargó a Luis Enrique en su debut de elite

El asturiano cayó eliminado por el Slovan de Bratislava hace 10 años, nada más hacerse cargo de la Roma. El entrenador rival era Weiss, padre del actual jugador eslovaco.

0
En la Roma Luis Enrique sufrió su primera eliminación continental a manos del Slovan de Bratislava. Lo entrenaba Weiss, padre del jugador de Eslovaquia.
Pablo Garcia/RFEF DIARIO AS

España se juega su continuidad en la Eurocopa este miércoles contra Eslovaquia, y un equipo de aquel país, el Slovan de Bratislava, fue el culpable de la primera gran derrota europea de Luis Enrique en su carrera como entrenador. Ocurrió el 27 de agosto de 2011. El asturiano acababa de tomar las riendas de la Roma tras dejar el Barcelona B y el modesto club de la capital eslovaca le eliminaba de la Europa League a las primeras de cambio, en el playoff previo a la fase de grupos.

Vladimir Weiss, exseleccionador de Eslovaquia y padre del actual jugador homónimo de la Selección (jugó en el Espanyol), era por cierto el entrenador de aquel Slovan, que había ganado la ida por 1-0. Luego empató (1-1) en el Olímpico para consumar una de las grandes sorpresas de aquella ronda continental. Los diarios transalpinos cargaron contra Luis Enrique por haber sustituido al capitán Francesco Totti a 16 minutos para el final, cuando los romanistas vencían por la mínima y al menos conseguían forzar la prórroga. En el 83', un gol de Stepanovsky mandaba a la lona al equipo italiano.

Las páginas de la Prensa deportiva italiana se llenaron de rabia contra el técnico asturiano. "Luis Enrique quita a Totti y tira a la basura la clasificación. Una decisión incomprensible que ya pesa sobre el Roma y que dificultará el crecimiento del equipo", escribía el Corriere dello Sport aquella noche. Le secundaba La Gazzetta: "El cambio fue un sinsentido, un ataque de ego masculino que agrava las diferencias" entre el gijonés y Il Capitano. "Desde la salida del terreno de juego de Totti, la Roma dejó de jugar y no fue una casualidad que tras unos minutos llegase el gol que la eliminó", insistía Corriere della Sera.

Aquel fracaso marcó el devenir del asturiano en la Roma, con la que acabó séptimo en la Serie A al final de la temporada. Aunque le quedaba un año más de contrato, el entonces director deportivo romanista Franco Baldini decidió finalizar la vinculación. Eslovaquia, en este caso su selección, vuelve a cruzarse con Luis Enrique en un partido a vida o muerte 10 años después de su traumático bautizo como técnico en la elite.