GIRONA

“Estamos destrozados, es una pesadilla que se repite”

Los jugadores del Girona piden perdón tras no lograr el ascenso y esperan pasar página cuanto antes a la derrota en la final ante el Rayo. “Volveremos más fuertes”, dijo Gumbau.

0
“Estamos destrozados, es una pesadilla que se repite”

Pasan las horas y el dolor y la tristeza no desaparecen de Girona. La derrota ante el Rayo Vallecano tardará en cicatrizar porque es la segunda final de playoff que se pierde de manera consecutiva. El sueño de regresar a Primera tendrá que esperar para hacerse realidad y los jugadores de la plantilla rojiblanca no pueden, ni quieren, esconder su malestar: “Pediros perdón por no cumplir el sueño de subir a Primera. Los jugadores somos los máximos responsables y lamentamos profundamente no haber alcanzado del objetivo”, comentó Enric Franquesa.

Es cierto que el dolor costará que desaparezca del vestuario gerundense porque “estamos destrozados. Es una pesadilla que se repite. No entendemos cómo se nos ha podido escapar así el trabajo y sacrificio de un año entero. No se puede asimilar todo esto de golpe. Teníamos tanta ilusión por lograr nuestro objetivo al lado de nuestra afición... Otro golpe duro con el equipo de mi vida, el que llevo en el corazón desde pequeño”, se arrancó Gerard Gumbau. Eso sí, tampoco hay que estancarse, toca mirar hacia delante y ahora el objetivo principal es pasar página cuanto antes. Sin ir más lejos, el centrocampista del Girona, en un texto repleto de sentimiento rojiblanco, deja claro que “sólo queda mirar hacia delante con toda la fuerza del mundo y con la convicción de que el Girona es y será un equipo de Primera División. Siento mucho tener que despedir la temporada así. Cuando pasen unos días volveremos a creer, tozudos y convencidos de que el Girona es de Primera, la afición es de Primera y la ciudad es de Primera. No tengo ninguna duda que volveremos más fuertes y con más ganas que nunca”.

Pasar el duelo lo más rápido posible es vital porque dentro de poco más de 50 días arranca una nueva Liga y el Girona espera volver a ilusionarse: “No tengáis ninguna duda que nos levantaremos, el Girona no se rinde nunca y volveremos a tocar la gloria”, apostilló Franquesa. Y precisamente, este mensaje ilusionante de cara al futuro trató de recogerlo un Mamadou Sylla que anhela que el fútbol sea justo con el club rojiblanco en el futuro: “El fútbol puede ser muy cruel, pero tarde o temprano esta ciudad volverá a Primera, seguro”.