EUROCOPA (F) | PORTUGAL - FRANCIA | BÖLÖNI

"Cristiano no superaba a Jardel y no lo aceptaba: '¡Vamos, una serie más!"

Lazlo Bölöni entrenó a Cristiano Ronaldo y Raphael Varane en sus inicios en el Sporting y el Lens y en 'L'Équipe' les analiza con motivo del Portugal-Francia del miércoles.

0
"Cristiano no superaba a Jardel y no lo aceptaba: '¡Vamos, una serie más!"

Este miércoles es disputa uno de los partidos señalados en rojo en el calendario de la primera fase de la Eurocopa: el Portugal-Francia (21:00 horas). Con las posiciones por decidir, hay mucho en juego y en el devenir del encuentro habrá muchos enfrentamientos individuales que marcarán el resultado final. Uno de los más destacados será el de Cristiano Ronaldo contra Raphael Varane. Delantero contra defensa. Para analizar este cara a cara, L'Équipe ha querido charlar con László Bölöni, mítico entrenador húngaro que acompañó a ambos en sus primeros pasos como profesional.

László Bölöni, en un partido de Champions con el Standard de Lieja.

Desde su casa en Budapest, Bölöni (68 años), uno de los héroes del Steaua Bucarest que ganó la final de la Copa de Europa al Barça en 1986, atiende al medio francés y recuerda sus etapas en los banquillos del Sporting de Portugal (2001-2003) y el Lens (2011), poniendo el foco en su relación con las dos, por aquel entonces, jóvenes promesas. "Fue extraordinario hablar con los padres de Varane en el Lens. Me preguntaron tímidamente: '¿Crees que nuestro hijo llegará?'. Me pasó lo mismo con la madre de Ronaldo en Madeira. Detrás de estos niños había una fuerte relación de amor con sus padres. Pienso que eso te da una serenidad necesaria en el deporte de alto rendimiento". Llegaron, de eso no hay duda.

Bölöni se dio cuenta pronto que Cristiano sería "más fuerte que Eusebio", mientras que los elogios para con Varane siguen una línea similar: "No puedo afirmar que sea el defensor francés más eficaz de la historia, pero sí que está entre los más grandes junto a Desailly, Bossis, Trésor... Dije que en el Lens sería, como defensa, el equivalente a lo que representa Ronaldo como delantero". Aunque su temperamento era muy diferente: "Cristiano tiene una arrogancia y un egoísmo típicos de los atacantes".

En tanto que recuerda la consulta de José Mourinho sobre Varane cuando este aterrizó en el Santiago Bernabéu: "Las preguntas de Mourinho sobre Varane cuando lo fichó el Real Madrid fueron las mismas que me hizo sobre Petr Cech cuando abandonó el Rennes por el Chelsea: '¿Será capaz de ser duro y fuerte este chico tan guapo, con ojos para agradar a las chicas?'. Esa agresividad que se ve en el juego de Cristiano, aparece menos en el de Varane(...). Tampoco tienen en el mismo recorrido, Ronaldo dejó a su familia con 12 años por un centro de entrenamiento que para nada era como lo conocemos hoy. No tenía a nadie que pudiera consolarle, mientras que Varane podía volver a su casa".

"A Quaresma le gustaba mucho el espectáculo, Cristiano estaba centrado en ser el mejor del mundo"

Laszlo Bölöni, en 'L'Équipe'

Así, el técnico hace, además, referencia a la capacidad de superación que ha marcado la carrera de CR7: "A Quaresma le gustaba mucho el espectáculo, a Cristiano también, pero estaba centrado en ser el mejor del mundo. En los entrenamientos solía terminar con los delanteros. Me centré en Mario (Jardel), Joao Pinto, (Marius) Niculae y él (...). Cristiano nunca superaba a Jardel y no lo podía aceptar: '¡Vamos entrenador, una serie más, una serie más!'.

La charla con Pepe

Por último, recuerda una anécdota con otro protagonista del Portugal-Francia, un Pepe que antes del Oporto estuvo a prueba en el Sporting. "Pepe vino a verme a mi oficina y me imploró, porque tenía muchas ganas de quedarse. Fue terrible para él tener que hacer las maletas", recuerda. La carrera del central se disparó en Do Dragao y luego llegaría el Real Madrid, el resto es historia, como en los casos de Varane y Cristiano, pero pocos han tenido el gusto de ver a sendos cracks dar sus primeros pasos de la misma forma que László Bölöni.